Crisis energética china incrementaría inflación y retardaría recuperación económica

Las autoridades desde Pekín a Chennai intentan llenar el enorme vacío de suministro de energía, provocando que el mercado mundial de acciones y bonos se tambaleara por temor a que los crecientes costos de la energía aviven la inflación y reduzcan la recuperación económica. Los precios de la energía han alcanzado niveles récord en las últimas semanas, impulsados ​​por la escasez energética en Asia, Europa y Estados Unidos.

Asimismo, se espera que la crisis dure hasta fin de año y frene su crecimiento económico. Mientras que el impacto de la escasez de suministro en los componentes de energía y manufacturas se está reflejando en los datos, lo que aumenta la inquietud. La liquidación de acciones y bonos mundiales se extendió llevando el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a máximos de 18 meses.

Por su parte, las acciones mundiales caían por tercer día consecutivo por temor a que los precios de la energía frenen el crecimiento económico. Datos indicaron que la inflación mayorista en Japón alcanzó máximos de 13 años el mes pasado, mientras que los compradores en Reino Unido recortaron el gasto y China registró una caída del 20% en las ventas de autos.

En su último esfuerzo por lidiar con la crisis, China dijo que liberalizará aún más los precios de la energía a carbón y obligará a los consumidores industriales y comerciales a comprar en el mercado. La creciente crisis energética ha obligado a reducir la producción en China en industrias como el cemento, el acero y el aluminio, ya que los productores de energía, incapaces de pagar el carbón, redujeron su actividad.

En India, el Ministerio de Energía advirtió a los estados que los productores federales de energía reducirán el suministro si se descubre que sus firmas de servicios públicos venden energía para aprovechar el aumento de los precios. La tercera economía más grande de Asia se enfrenta a apagones a gran escala, ya que varias centrales eléctricas tienen inventarios de carbón bajos como resultado del fuerte aumento de los precios mundiales de la energía.

Para abordar la recuperación de la demanda, la OPEP+, que agrupa a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y una alianza de productores petroleros liderada por Rusia, está aumentando la producción mensual, reduciendo los recortes que aprobó para respaldar los precios y el exceso de oferta.

Entretanto, en Francia, el presidente Emmanuel Macron dijo que el país quiere ser líder en hidrógeno verde para 2030 y construir nuevos reactores nucleares más pequeños como parte de un plan de inversión de € 30.000 millones de euros (US$ 35.000 millones).

Relacionada: China: Colapso energético impacta al transporte marítimo mundial