Seguridad tecnológica para eficiencia en operaciones

La tecnología ha entrando con fuerza en el sector logístico.

Dada toda la problemática de pandemia, congestiones e interrupciones de cadenas de suministro, construir un futuro en el que todos podamos confiar, es en la actualidad uno de los retos más desafiantes para los estados y las sociedades como consecuencia de las amenazas externas e internas que se han incrementado y sofisticado a nivel global para los países.

Y la protección contra dichos riesgos, tanto física como digitalmente, se ha convertido en un requisito previo para el desarrollo sostenible en un mundo lleno de oportunidades e imprevisibilidad. Por eso, en medio de la recuperación económica global, los gobiernos y las empresas privadas continúan invirtiendo y preparándose en áreas aeroespacial, defensa y seguridad, espacio, identidad y seguridad digital.

Según publica El Portafolio, esta preparación es con el fin de proteger a los ciudadanos, las fronteras y sus activos sobre cualquier aspecto que atente contra la seguridad independientemente de su origen en donde el protagonista hoy es el poder de la tecnología. En este sentido, para los estados es vital conservar la superioridad táctica y la independencia estratégica en todos los frentes, desde el fondo del océano hasta las profundidades del espacio y el ciberespacio en donde hay un rápido crecimiento de las ciberamenazas.

Por su parte, las ciudades e infraestructuras críticas requieren ser más inteligentes e ir un paso adelante de todas las formas de tecnología digital, asegurando los mercados financieros globales y protegiendo los datos confidenciales, pues el sistema de información de las empresas es clave para la transformación digital y debe tener la certeza de que es y seguirá siendo seguro, disponible, resistente y escalable.

Al respecto, el Thales Global Data Threat Report, una investigación realizada por Thales en 2021, señala que los países de Latinoamérica han experimentado aumentos en ataques como ransomware (53%), malware (52%) y phishing / whaling (45%).

A raíz de esto, las organizaciones están implementando tecnologías diseñadas para la protección de datos. De hecho, el reporte indica que el 42% considera que los módulos de seguridad de hardware y administración de claves son la opción más eficaz para proteger los datos confidenciales de los ciberataques, seguidos del cifrado (40%). Todavía más revelador es que el cifrado / gestión de claves fue la prioridad de gasto para Latinoamérica (46%).

Tanto gobiernos como empresas necesitan garantizar la integridad de las tecnologías que mantienen el mundo en movimiento con soluciones inteligentes que brinden un alto rendimiento, entre ellas, sistemas de información de arquitectura abierta, inteligencia de señales y comunicación, inteligencia y guerra electrónica, infraestructura de sistemas conjuntos y redes de satélites.

Relacionada: Tecnología IoT para localizar la carga en el mar