Yale presentó carretilla eléctrica con batería de Ion – Litio

Yale, puso en el mercado su nueva carretilla contrapesada eléctrica que tiene como fuente de energía una batería de ion-litio integrada de alta capacidad.

Tiene un sistema de mejora de estabilidad que permite que la carretilla se pueda desplazar sobre superficies irregulares.
Tiene un sistema de mejora de estabilidad que permite que la carretilla se pueda desplazar sobre superficies irregulares.

En concreto, se trata del modelo ERP70-90VNL, el cual como característica ofrece una carga rápida que le permite recuperar energía durante las pausas de trabajo normales.

Dado este sistema, la carretilla no necesita cambiar de batería y agiliza un uso intensivo en las aplicaciones logísticas más exigentes. Además, una batería de ion-litio puede proporcionar cuatro veces más energía que una batería de ácido plomo antes de su sustitución.

«Tiene un sistema de mejora de estabilidad que permite que la carretilla contrapesada ERP70-80VL se pueda desplazar sobre superficies irregulares, apoyando la transición suave entre el funcionamiento en interiores y exteriores», comentaron desde Yale.

Agregaron que «el mástil permite que el operario tenga una mayor visibilidad, mejorando la seguridad durante el transporte y elevación de las cargas, así como la ergonomía del modelo, mejorada al incluir un espacio en el suelo de la cabina libre de obstáculos, una columna de dirección que infinitamente ajustable y un asiento posicionado de forma óptima con reposabrazos integrado».

En cuanto a otras empresas del rubro, Jungheinrich obtuvo recientemente el premio Red Dot Design por su nuevo apilador eléctrico ERD 220i.

Se trata de un equipo que se adapta a las necesidades de cada cliente, con sus dimensiones compactas, operatividad intuitiva, así como con su agilidad y seguridad.

Yale presentó la transpaleta que facilita el transporte horizontal