“Volverse verdes, una inversión… nunca un costo para las empresas” por Laura Landeta de Green Logistics

El costo de volverse verde lo enmarcaría más en una inversión y no en un «costo», esto porque hoy en día es una verdadera necesidad para las empresa. En debates o webinars en los que he participado, siempre surgen comentarios sobre ¿por qué el cambio o transformación hacia la sustentabilidad?

Sin duda alguna, las empresas tienen una función lógica que es maximizar rentabilidades, pero también deben preocuparse del impacto que sus productos o servicios tienen en el medioambiente y en las personas o comunidades. Cada vez, esos temas, son más importantes para los clientes.

La sustentabilidad es un concepto que se basa en tres pilares, los que, además, están unidos y son bastante indivisibles: El social, ambiental y económico.

Desde el momento en que las empresas toman este concepto de sustentabilidad, ya sea por una imposición legal, por un requerimiento del mercado, por una exigencia de su mandante, por una necesidad de optimización, por mejora o cambio de tecnología u otros, asumen que esto implica un cambio en su ADN. Es algo que tienen que incoprorar como política y parte del propósito.

Creo que no importa cuál sea la razón original, porque lo que importa es que sea algo que tenga un profundo sentido y que esté inmerso en lo más profundo del corazón de la empresa. De esa forma este cambio será real, porque lo que es perceptible es que la comunidad ya no quiere comprarse ese concepto de green washing, porque todas las comunidades están mucho más informadas y todos los consumidores son exigentes.

Las empresas tienen una responsabilidad sustantiva con su quehacer, con los productos que fabrican o con los servicios que prestan. Aquello sucede en el mundo de la logística y otros.  Se trata de acciones importantes puesto que nuestro planeta está inmerso en una crisis climática y en él vivimos todos, incluso las empresas.

La manera de hacer las cosas cambió para siempre y el que no adopte esa nueva mirada, corre el riesgo de que su negocio no sea sostenible en el tiempo. Existen muchos indicadores como los bursátiles para empresas que se transan en ese sector y existen clasificadores de riesgo para fondos de inversiones, por lo tanto, esto es una realidad, no es algo que vaya a llegar, esto ya está ocurriendo y además la crisis exige que esto sea inmediato.

El costo de “volverse verde” es una inversión necesaria. Lógicamente esto depende de la empresa, del servicio y del tamaño, porque la sustentabilidad tiene una mirada muy amplia, incluso dentro del pilar ambiental donde los impactos son muchos. ¿Por ejemplo? los impactos de los gases con efecto invernadero, ese es sólo un impacto ambiental dentro de muchos posibles, y generalmente el intentar encontrar el menor impacto de alguno de ellos, es enfrentarse inevitablemente con otro.

Es importante una mirada experta y seria al respecto, una mirada que sea capaz de analizar todos los impactos ambientales que un servicio desarrolla. En conjunto con la empresa se debe decidir cuál va a ser el mejor camino, a qué se quiere enfocar y, en definitiva, qué quiere transmitir para que sea parte de sus valores corporativos.

Por Laura Landeta, Ingeniero Civil Bioquímica de la PUCV.

Directora de Ingeniería en Green Logistics.

www.greenlogistics.cl

*Las opiniones son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de MasContainer.

Rodolfo García de Green Logistics y la importancia de la logística sustentable

MasContainer Radio

 

Contenedores Q3 – MSC y Maersk – Michelin Chile

KPI logísticos

UE Ayuda a España