Blockchain y su uso para reducir riesgos en los seguros marítimos

Expertos han aseverado en reiteradas oportunidades que el seguro marítimo no ha ido de la mano con el crecimiento sostenido que presenta la era digital. Sin embargo, advierten que es posible que ahora sea el momento de la innovación de blockchain para gestionar el riesgo dinámico e impulsar el comercio mundial.

Al respecto, es oportuno preguntarse cuántas industrias se pueden nombrar y que todavía se basan en las mismas prácticas de trabajo y modelos de negocio que tenían en el siglo XVII. En concreto, a pesar de la riqueza de la tecnología moderna disponible en la actualidad, el seguro marítimo, un componente crítico del ecosistema comercial global, sigue siendo una industria basada en la certeza del papeleo, los correos electrónicos, los pronósticos meteorológicos y una gran cantidad de conjeturas.

EY y Guardtime están trabajando con Microsoft y los principales actores de la industria para llevar a la industria a la siguiente ola, para reducir el riesgo y la fricción en el comercio global y así facilitar el crecimiento económico mundial. Es un negocio arriesgado, ciertamente que si. El seguro marítimo se caracteriza por la naturaleza dinámica de eso asumido por los aseguradores.

«Hay muchos contratos en papel escritos entre aseguradores, corredores, compañías navieras y capitanes de buques que a menudo no estarán en su lugar a tiempo hasta que el buque haya salido de Bélgica y llegado a Sydney», dice Shaun Crawford, EY Global Vice Chair – Industry. «Todo se basa en la experiencia y los ejemplos históricos. El riesgo puede cambiar notablemente a medida que un barco viaja de A a B. Puede sufrir daños, entrar en zonas de guerra o cambiar de bandera o de capitán».

Según el estudio realizado por EY Uruguay, cualquiera de estas variaciones requiere que todas las partes conectadas a una política actualicen sus registros. Con todo ese papel flotando alrededor, este proceso es lento, abierto a errores y fraudes. El error y la incertidumbre añaden un costo para todos los stakeholders en cada etapa de la cadena de valor. Para seguir el ritmo de la próxima ola de la industria, el seguro marítimo necesita modernizarse a través de la digitalización, la automatización y el aumento de la transparencia.

«Desde el punto de vista de una aseguradora, no tienen acceso a toda la información que sustenta el riesgo que están tomando. Como resultado, tienen que poner una buena parte del capital en los balances en caso de que se produzca el peor de los escenarios – un barco que se hunde», dice Crawford.

Relacionada: ¿Por qué contar con un seguro de garantía de contenedores…?