Graciela Márquez, Secretaria de Economía de México: “El tratado con Canadá y Estados Unidos debe ser una palanca de desarrollo para nuestra nación”

Con motivo de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la Secretaria de Economía de México, Graciela Márquez dijo que la integración en América del Norte, comercial y productiva, servirá para salir adelante de los efectos económicos del Covid, pero, sobre todo, generará espacios de desarrollo e inclusión en todo el territorio nacional.”

Graciela Márquez, Secretaria de Economía de México.

En ese sentido, dijo que el T-MEC es un trabajo colectivo por México y seguramente lograremos que sea una palanca de desarrollo y no solamente de intercambio comercial”. Añadió que el T-MEC da continuidad al TLCAN y lo hace más incluyente, aspecto que se alinea con las políticas de desarrollo que impulsa el actual gobierno.

“Creemos por eso que es una palanca de desarrollo, no para obtener los mismos resultados; es una palanca de desarrollo porque vamos a obtener resultados en el que más regiones, más sectores, más mercancías y, sobre todo, más grupos sociales se beneficien de los frutos del comercio internacional”, indicó.

El T-MEC, dijo, es el resultado de un proceso de modernización de un tratado que estaba vigente y que permite actualizar las reglas para hacer frente a los retos del siglo XXI. Mencionó, entre otras, las áreas que ahora se modernizan como los capítulos de mejora regulatoria, de impulso a las pequeñas y medianas empresas, de anticorrupción y de protección al medio ambiente.

¿Qué contempla el T-MEC?

Desde la Secretaría Económica de México indicaron que el T-MEC no solo busca una mayor integración económica entre los países de América del Norte, sino también incrementar el bienestar de nuestra sociedad.

Uno de los principales logros del tratado es mantener el libre comercio para todos los bienes originarios, por lo que las exportaciones mexicanas seguirán gozando de acceso preferencial (exentas del pago de arancel) en los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Además, se introdujeron nuevas disciplinas para el comercio de bienes remanufacturados en la región, con el fin de asegurar un tratamiento igual al de bienes nuevos, lo cual impulsará su comercio.

Otros beneficios del T-MEC

En lo relativo a la facilitación comercial, el acuerdo incluye disposiciones que facilitan y agilizan el movimiento y despacho de mercancías en las aduanas y la transparencia en los procedimientos administrativos. También establece compromisos de coordinación entre los organismos que intervienen en los cruces fronterizos.

Con objeto de fortalecer aún más la propiedad intelectual, el T-MEC contiene disciplinas en materia de derechos de autor, marcas, indicaciones geográficas, patentes y otros.

Un tema clave es el relativo a las medidas anticorrupción. En este acuerdo, México se compromete a fortalecer su marco legal para combatir prácticas de corrupción que puedan afectar el ambiente de negocios en nuestro país.

Una fuerte área de desarrollo

El T-MEC reconoce que la competitividad en la región es fundamental y busca incrementarla con iniciativas que promuevan una mayor participación de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) en las cadenas de valor en la región, lo cual se reflejará en más y mejores empleos en nuestros países.

Gracias al tratado, México espera seguir avanzando para consolidar la región de América del Norte. La zona representa el 6.5% de la población mundial (493 millones de habitantes), la segunda mayor economía con 18.3% del PIB mundial ($26 billones de dólares) y el segundo exportador del mundo, con una participación del 15.9% del comercio total en 2019.

 

Minuto Comex

Concepto Logístico