Transporte: ¿Cómo se explican las protestas en Perú?

La situación en Perú es más que delicada de lo que parece. Al paro de transportistas que inició el 28 de marzo pasado, se sumó el corte de accesos a importantes carreteras en varios centros urbanos del país.

¿Pero cómo inició todo este conflicto?. Según nos comentaron desde CamiónGO todo partió por el paro indefinido que los transportistas de carga pesada de Perú comenzaron en marzo pasado en seis regiones del país, convocados por el Gremio Nacional de Transportistas de Carga (GNTC).

¿Cuáles eran las exigencias de los transportistas? Entre varios puntos destacaban: El alza del precio del combustible; el costo de los peajes, así como una serie de incumplimientos que el Ejecutivo no realizó con el gremio en los acuerdos del 3 de noviembre de 2021

Como acción de protesta, los transportistas bloquearon las principales vías del país. Incluso  se han registrado desórdenes  vandálicos y saqueos contra la propiedad pública y privada, lo que llevó al Gobierno del presidente Pedro Castillo a decretar un toque de queda en la ciudad de Lima y en la provincia de El Callao, el cuál a la fecha 06 de abril ya ha sido suspendido, informaron desde CamiónGO.

Nuevas movilizaciones

El tema es que todo hacía pensar que el paro de transportistas de carga pesada había llegado a su fin, luego que el gobierno anunciara la exoneración del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al combustible de 84 y 90 octanos  y al petróleo, con la intención de reducir el precio de estos y frenar el incremento del costo de los alimentos.

Desafortunadamente, el lunes 4 abril del año en curso, siete regiones del país amanecieron con bloqueos en sus respectivas carreteras.

Según publicó  Gestión, habría existido una lenta coordinación y una falta de liderazgo por parte del gobierno, ya que las declaraciones del presidente Pedro Castillo funcionaron como catalizador para encender las manifestaciones de los transportistas y que se tornaran más  violentas.

Estas últimas movilizaciones fueron un llamado potente a la gestión del gobierno peruano por parte del dirigente de los transportistas, Geovani Diez Villegas, quien es presidente de la Unión de Gremios de Transporte Multimodal del Perú (UGTRANM).

De igual forma, Diez Villegas es el promotor del taxi colectivo y de otras amenazas de paros que podrían desestabilizar al gobierno de Perú.

El panorama general se complicó aún más. Según Gestión, además de la reducción del costo de combustibles, este  gremio buscaría aprovechar la situación para poner sobre la mesa sus conocidas demandas como:

Ø  La legalización del colectivo sin restricciones,

Ø  Amnistías para infractores,

Ø  Reducción de requisitos para los brevetes

Ø  Otras flexibilidades para un sector de empresarios que debe miles de soles en papeletas de tránsito

La ciudad de Lima se ha manifestado en diversos sectores  por  vía de los conocidos “cacerolazos” complicando mucho más la cuestionada labor del presidente Pedro Castillo. Lo pero es que al cierre de esta publicación seis personas perdieron la vida.