Tecnología: En qué se apoyan las cadenas de suministro

Debido a la pandemia, el mundo va evolucionando, con ello también lo hace su tecnología. Es por esto que el reto para las diferentes cadenas de suministros es de estar al mismo ritmo con el mercado tecnológico, con el fin de crear nuevas estrategias. Según Perú Retail, la primera tendencia tecnológica en mencionar es el ‘Big data’ o datos masivos. Son varias las cadenas de suministros de agua que han adoptado esta técnica.

El Big data, permite generar una estrategia de análisis de datos de gran escala, tanto el fabricante, para asesorar a los clientes; los transportistas, para tener los datos precisos de entrega; y los minoristas, para comprender el uso de dispositivos móviles en las tiendas.

Asimismo, otra tecnología que sin duda está revolucionando son las impresiones en 3D, utilizadas para la fabricación de implantes médicos, joyerías, pantallas de lámparas, entre otros. Las ventajas que la impresión en 3D generaría en las cadenas de suministros es la reducción de tiempo de entrega y la reducción del almacén desechando los artículos de bajo volumen u obsoletos.

Otro factor fundamental para toda industria comercial, es el Internet, ya que aumenta la productividad y fomenta la innovación a las cadenas de suministro. Aún, hay desafíos que el Internet debe superar como la seguridad y normalización que se requieren para garantizar la confianza en sus usuarios.

Por otra parte, el uso de la inteligencia artificial (AI) y la máquina de aprendizaje en la cadena de suministro son importantes en la mejora de los procesos de toma de decisiones y su productividad. Debido a su capacidad de reconocer patrones de negocios, buscar información y analizar los datos de forma inteligente. Su aplicación todavía es limitada.

Por último, está la realidad aumentada (AR). Esta tendencia tecnológica es tema de discusión para las cadenas de suministros, pues permite que un comprador anote un productor en su celular y reciba información sobre su disponibilidad, precios y más. El uso de la realidad aumenta, podría convertirse en una manera más fácil para que las empresas puedan ordenar sus acciones, buscar alternativas para los artículos agotados y descargar paquetes de información y hojas de datos.

Sin duda, el mayor desafío para incorporar las nuevas tecnologías en las cadenas de suministro, significaría dejar atrás sus viejos hábitos para adaptarse a esta tendencia.

Relacionada: Las tendencias en supply chain de la industria manufacturera