Tecnología: Crean yate de lujo que además puede volar propulsado con helio

La innovación nos sorprende cada vez más, desde máquinas automáticas hasta cambios en artículos del día a día como supermercados, autos o como en este caso, hasta yates. De acuerdo al estudio de diseño italiano Lazzarini el cual acaba de presentar su nuevo concepto de superyate, este se denomina como “Air Yacht” y será construido en fibra de carbono además de que se impulsa con helio.

Según publica MVS Noticias, la nave se compondrá de dos dirigibles de 150 metros, con cuatro hélices eléctricas alimentadas por energía solar, conectados a un casco central de 80 metros de eslora. Estos dirigibles estarán divididos en colmenas que almacenan helio, para cuando están en vuelo, el helio comprimido se liberará y podrá proporcionar suficiente propulsión para viajes de hasta 48 horas a 60 nudos (111 km/h).

“Con el Air Yacht hay una forma de navegar por el cielo sin emisiones que dañan el futuro” señalaron desde Lazzarini. Dado que el queroseno es un combustible que usan la mayoría de los aviones, con este nuevo concepto, el estudio intenta ofrecer una “opción más ecológica”. Este yate volador es como cualquier yate normal, pues cuenta con todas las comodidades y lujos, su compartimiento central servirá para que los pasajeros se reúnan, se relajen y coman.

Los dos dirigibles disponen de grandes ventanales que permiten a los huéspedes disfrutar del entorno panorámico. El alojamiento a bordo del Air Yacht es para un total de 22 huéspedes en 11 cabinas: hay cinco habitaciones en cada lado del dirigible y una cabina principal situada en la zona central con una vista de 360 grados.

Vehículos voladores

ASKA, vehículo volador, plegable y eléctrico, ya puede ser ordenado a NFT Inc., la startup israelí/estadounidense centrada en la movilidad del futuro. El vehículo está legalmente homologado para la calle, pero además tiene despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), lo que permite al conductor circular por las carreteras de la ciudad o por el aire.

«Con el tamaño de un SUV, ASKA se distingue de otros vehículos gracias a su cabina en forma de gota de agua que le permite llevar hasta cuatro personas. La cola de seis cilindros y el sistema de elevación eléctrico le ayudan a despegar y aterrizar verticalmente«, comunicaron desde el fabricante.

Relacionada: General Motors presentó prototipo de Cadillac volador