Tasas de contratos LP muestran signos de debilidad

Con la fuerte caída de las tarifas ‘spot’, una temporada alta inexistente y la disminución de la congestión portuaria, en octubre se creó el caldo de cultivo para una disminución significativa de las tarifas de los contratos a largo plazo.

Sin embargo, según el Índice XSI que elabora Xeneta, los precios se han reducido solamente un 0,6%, tras el descenso del 1,1% en septiembre, siendo estas las primeras caídas desde enero.

Las señales de debilidad están a la vista de todos, pero ¿será esta la calma que precede a la tormenta? Las tasas ‘spot’ se han desplomado desde el verano en los principales corredores comerciales, como el Lejano Oriente y la costa oeste de EEUU, y las tasas a largo plazo generalmente siguen la línea marcada después de unos meses.

Además, no hay señales de que con los picos de demanda estacional las cosas vayan a variar, pues muchos cargadores ya han reforzado sus inventarios y anticipan una menor demanda estacional. Los datos de Xeneta muestran caídas significativas en las tarifas de los contratos a largo plazo en las principales rutas, como desde el Lejano Oriente hacia Europa.

Aunque todavía no están en la línea de las tarifas ‘spot‘, las tarifas a largo plazo recientemente contratadas desde el Lejano Oriente hasta el Mediterráneo han caído un 30% desde finales de septiembre y un 12,4% en las líneas que conectan con el norte de Europa.

Incluso en las rutas con tarifas más sólidas a largo plazo, como las de la costa este de EEUU, existe la duda de si el próximo año los clientes aceptarán los precios propuestos cuando las tarifas ‘spot’ sean mucho más bajas. En este sentido, los cargadores tratan de transferir volúmenes al mercado ‘spot’, lo que podría obligar a las navieras a reducir las tarifas de los contratos a largo plazo.

Otra prueba de que la demanda de tonelaje se está reduciendo es que en octubre se ha enviado un portacontenedores de más de 1.000 TEUs de capacidad al desguace por primera vez desde marzo de 2021. Esta será la primera de muchas demoliciones a medida que las ganancias se desploman, dicen desde Xeneta.

Por regiones

Sin embargo, todavía no hay ninguna sensación de pánico. Las importaciones europeas han sido las peores en el análisis de octubre, con su mayor caída mensual registrada, de un 8,3%, pero sigue siendo un 63,7% superior al nivel de enero de 2022. No ha habido cambios en las tasas de exportación, que siguen siendo tímidas desde su pico de agosto.

Las tarifas desde el Lejano Oriente experimentaron una caída del 2,2%, con un descenso del 1,6% en los volúmenes en los primeros ocho meses del año. A pesar de ello, la exportaciones han subido un 89,4% desde principios de 2022, mientras las importaciones aumentaron un 0,2% en octubre y un 35,5% más que en enero.

El XSI de importación de EEUU registró un aumento del 5,2% en octubre, lo que contrasta fuertemente con las enormes caídas de las tasas ‘spot’, mientras que el índice de exportación subió un 8,3%.

Relacionada: «Dramático» colapso de tarifas spot en transporte marítimo de contenedores