Sudeste asiático es golpeado por tifón y atasca tráfico global de contenedores

Pareciese que cada nuevo día aparece un nuevo factor que complica la cadena de suministro global, que escasez de contenedores, que congestión en los puertos, que no hay camioneros y también el clima que no perdona. Esta vez el tifón Kompasu ha provocado el peor atasco de tráfico de transporte de contenedores en meses, uno que ahora se extiende por todo el sudeste asiático y puede demorar bastante en aclararse.

Aunque las operaciones portuarias han vuelto en gran medida a la normalidad en Shenzhen y Hong Kong después del paso de la tormenta tropical, el recuento total de buques portacontenedores de los dos centros vitales se había disparado a 271 a principios del viernes, el recuento más alto registrado según informa Bloomberg News desde que comenzó a rastrear los datos en Abril.

Mientras tanto, se informó que al menos 109 barcos estaban anclados y esperando para ingresar a los puertos, frente a los 67 del jueves. «La cadena de suministro está muy estirada, sin amortiguación, por lo que cualquier pequeño evento causará otro gran problema», dijo James Teo, analista de Bloomberg Intelligence. «Hay demasiados puntos de estrangulamiento». Teo espera que la congestión del puerto continúe probablemente hasta al menos el feriado del Año Nuevo Lunar, que cae el 1 de febrero.

La tormenta, que se cierne sobre Vietnam, también ha dispersado a los barcos de Haiphong, el tercer puerto de contenedores más grande de ese país. Más abajo en la costa, los buques portacontenedores que esperaban frente a Singapur alcanzaron su nivel más alto desde el 21 de julio, cuando el tifón In-fa azotó a Shanghai y de manera similar afectó la cadena de suministro de la región.

PSA Corp., que opera las terminales de contenedores de Singapur, dijo que está trabajando con los clientes de las líneas navieras para ayudarlos a ponerse al día con sus horarios retrasados ​​y cumplir con las conexiones de carga. «Es probable que la interrupción de la cadena de suministro global continúe en el futuro previsible y PSA continuará asegurando el despliegue adecuado de recursos», dijo el operador de la terminal en un comunicado enviado por correo electrónico.

El impacto de los tifones en Asia se ha extendido a través de la cadena de suministro global, similar al efecto de los huracanes en el Golfo de México que han causado atascos en las economías más grandes del mundo. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció el miércoles que el puerto de Los Ángeles ahora operará las 24 horas del día para ayudar a suavizar los problemas.

La congestión en el puerto de contenedores más grande de Estados Unidos sigue siendo elevada, según muestran los datos compilados por Bloomberg, pero ha disminuido hasta situarse en un 2,9% por encima de la mediana observada de abril a octubre.

Hong Kong y Sur de China

Las autoridades de Hong Kong cerraron las escuelas el martes y emitieron la tercera advertencia de tormenta más alta cuando un tifón amenazaba el centro financiero por segunda vez en menos de una semana.

El observatorio de Hong Kong elevó la señal de tifón número 8 cuando la severa tormenta tropical Kompasu se movió al sureste de la ciudad en el Mar de China Meridional, y se espera que la señal permanezca vigente al menos antes del amanecer del miércoles. La señal de tormenta más alta es un No. 10.

Los mercados financieros de Hong Kong no abrirán el miércoles si la señal del tifón permanece a las 8 o más a las 9 am (0100 GMT). Algunos vuelos y servicios de transporte se vieron interrumpidos en Hong Kong y se registraron velocidades máximas del viento de más de 100 km/h.

La tormenta se dirige actualmente hacia el oeste hacia la isla china de Hainan después de azotar Filipinas, dejando al menos nueve personas muertas allí, junto con fuertes inundaciones y deslizamientos de tierra.

Las autoridades chinas en Hainan cerraron al menos tres puertos, según la agencia de noticias estatal Xinhua, mientras que los barcos de pesca fueron llamados a tierra. El puerto de Yantian de Shenzhen, una de las terminales de contenedores más concurridas del mundo, también suspendió temporalmente algunos servicios, según un aviso en su sitio web. No estaba claro cuándo se reanudarían las operaciones.