Soledad Vítores: «Pasan los años y los problemas en el transporte de carga en Chile siguen siendo los mismos»

Nadie duda que en el ámbito del transporte existe una enorme brecha entre mujeres y hombres, ciertamente que este sector continúa siendo muy masculino, pese a que, sin importar el género, las capacidades profesionales sin iguales en todo orden de cosas.

Lamentablemente, si se espera que la brecha de reduzca de manera espontánea , va a tomar mucho tiempo. Por lo mismo, se requiere desarrollar políticas públicas de participación que muevan el sistema hacia un mejor equilibrio. La labor de la mujer es igualmente relevante en el ejercicio de las funciones en el transporte de carga.

Con todo, según los registros y estudios de distintas organizaciones, se concluye que las temáticas y problemáticas respecto al transporte de carga parecen ser las mismas cada año. Desde inicios de los años 80’s, el transporte de mercancías en Chile ha tenido un rol preponderante en la estrategia de toda la operación logística.

Soledad Vítores, vicepresidenta de Chile Transporte, durante el webinar «Mujeres de Transporte», organizado por deLogistica, ahondó en los aspectos que afectas a los transportistas nacionales.

Desde su perspectiva, ¿Qué falta aún para que más mujeres asuman un rol importante dentro de la industria del transporte?

Yo creo que se necesitan las ganas, por un lado, empoderarse de que las metas se pueden lograr, que se crean el cuento. Que al interior de sus hogares las apoyen, pero que también las brechas de género sigan a la baja.

¿Cómo han ido cambiando las estructuras y procesos logísticos en el transporte de carga terrestre?

El desarrollo de la industria del transporte ha ido cambiando mucho este último tiempo. Antiguamente, sólo se pedía llevar una mercancía en el menor tiempo y al costo más bajo posible. Sin embargo, hoy con las nuevas tecnologías y en un mercado más globalizado, se está pidiendo un valor agregado al servicio, incluso solicitando ser parte de la propia cadena logística. Lo que se requiere actualmente es que las empresas de transportes sean unos aliados de los generadores de carga.

¿Cuáles son las principales complejidades que presenta el sector?

Dentro de las dificultados que vamos encontrando, las cuales dicho sea de paso se han mantenido siempre en el tiempo, es que es una industria muy atomizada y con mucha competencia. Por lo mismo, la clave es no bajar la calidad de servicios ni tampoco aumentar los costos. Este es un dilema al que nos enfrentamos para ser más eficientes y competitivos.

Claramente se debe tener en cuenta el incorporar a los procesos el uso de nuevas tecnologías, mantener un control permanente de uso de combustibles, de neumáticos, lograr aumentar la capacidad de carga, etc. El transporte de carga terrestre es una actividad muy dinámica y cambiante que implica muchos desafíos.

¿Por qué razón el transporte terrestre nacional a tenido tantos conflictos internos?

Porque lamentablemente pasan los años y los problemas en el transporte de carga en Chile siguen siendo los mismos. No hemos sido capaces de aunar esfuerzos ni tampoco unirnos como industria. Las necesidades de los transportistas en general son las mismas, sin importar si eres una empresa grande, mediana o pequeño. Es cierto que las distintas asociaciones tienen la voluntad de acercar intereses, pero creo que aún está costando dar ese paso definitivo para ser más colaborativos unos con otros.

¿Cuáles son los desafíos inmediatos que se presentarán en el sector?

La pandemia nos hizo cambiar a todos y en todo el mundo. El hecho que te llegue un producto a la puerta de tu casa, luego de pedirlo sin haber tenido que salir a la tienda, marca un potencial y crecimiento muy grande en temas como la última milla, las cadenas de distribución y las estrategias de despacho.

Es ahí donde se debe incorporar más tecnología para ser eficientes y competitivos. Y por lo demás, incorporar mujeres a este proceso es una meta muy relevante de alcanzar, porque tenemos características muy diferenciadoras respecto a los hombres, que hacen que las cosas se puedan hacer de mejor forma.

Relacionada: Transporte terrestre internacional deberá tener tacógrafos inteligentes el 2026