Sector marítimo registra leve mejoría en los retrasos en itinerarios

Según el último informe elaborado por Sea Intelligence, los retrasos en los servicios internacionales de transporte marítimo siguen siendo una constante en lo que va de 2022, pese a que también se detecta una ligera mejoría. Así pues, parece que se mantiene la línea que se registró durante todo el año pasado, con ligeras variaciones, pero con datos de puntualidad muy bajos en las rutas.

Concretamente, según el trabajo, el pasado mes de mayo aumentó la fiabilidad en el transporte marítimo en 2,1 puntos porcentuales mensuales, hasta colocarse en un 36,4%, registro que pese al aumento sigue 2,3 puntos por debajo del dato del quinto mes del año pasado.

En consecuencia, el índice ha estado por debajo de sus equivalentes de 2021 en los cinco primeros meses de este 2022. De igual modo, el retraso medio también ha retrocedido un 0,37 días para colocarse en 6,17 días durante el pasado mes de mayo. Pese a ello, es el mayor dato histórico para un quinto mes de cualquiera de estos últimos cinco años.

Servicios navieros

Por navieras, el informe detecta muchas similitudes en cuanto a registros de puntualidad de todas ellas, con sólo cuatro de entre las catorce analizadas mejoraron sus registros en mayo.

En detalle, Maersk ha alcanzado un índice de puntualidad de un 50,3% en mayo, mientras que Hamburg Süd se coloca con un 43,7%. A su vez, Wan Hai ha sido la compañía con un índice de puntualidad más bajo en mayo de 2022 con un 22,1 %.

Reforzar inventarios ante retrasos en cadenas de suministro

Los problemas de congestión continúan en los puertos de la costa oeste de Estados Unidos, donde a las negociaciones para la firma de un nuevo convenio de los estibadores, se añade el aumento del tiempo que las importaciones tardan en ser recogidas en las terminales antes de enviarse de vuelta los contenedores vacíos.

En concreto, a primeros días de mayo ha pasado de los ocho a los doce días. Esto se debe en parte a que la mayoría de importadores americanos están tratando de reforzar sus inventarios ante la posible ralentización en la gestión de los contenedores y no quieren encontrarse con los mismos problemas que el año pasado.

Esto supone que se están generando acumulaciones de stock antes de lo previsto, a pesar de que las ventas del sector retail continúan reduciéndose poco a poco, dependiendo de los sectores o subsectores.

Relacionada: Hasta US$ 10.000 millones en pérdidas por retrasos debido a pandemia