Sector marítimo en aumento entre América del Norte y Asia

La consultora marítima Alphaliner dio a conocer que, hasta el pasado 1 de abril, contabilizó un total de 702 portacontenedores desplegados en el corredor marítimo de Asia a América del Norte, con una capacidad total de 7.75 millones de contenedores de 20 pies (TEU), lo que se traduce en un incremento de 24% respecto de abril de 2021.

En su más reciente informe, la firma especializada identificó dos tendencias en el comercio transpacífico en el último año. Por una parte, las líneas navieras han destinado más barcos a los servicios que arriban a la costa este de Estados Unidos, aunque la participación de mercado conjunta entre las tres alianzas principales cayó del 82.2% hasta un 67.7 por ciento.

Las tres principales alianzas se conforman en la 2M con Maersk y Mediterranean Shipping Company (MSC); Ocean Alliance, con COSCO Shipping, OOCL, CMA CGM, y Evergreen; y, The Alliance, con Hapag-Lloyd, Ocean Network Express (ONE), Yang Ming y HMM.

Asimismo, Alphaliner indicó que la capacidad total de todos los buques desplegados en los servicios de Asia a la costa este de Estados Unidos ha aumentado un 28.1% interanual, mientras que el comercio entre Asia y la costa oeste de Norteamérica ha tenido un crecimiento de 20.5 por ciento.

La consultora agregó que Evergreen, CMA CGM, COSCO, ZIM, Maersk y MSC aumentaron colectivamente su capacidad en este corredor marítimo entre un 20% y un 44%; en tanto que ONE y Yang Ming son las únicas navieras que operan con menos capacidad en esta ruta debido a una reorganización dentro de The Alliance, que aumentó su capacidad general en un 15.7 por ciento.

Impacto de la guerra en sector marítimo

Los efectos de la guerra entre Ucrania y Rusia en el comercio mundial y el transporte marítimo continúan. Por ello, para los cargadores, es importante comprender las implicaciones que este conflicto, así como las sanciones impuestas a Rusia, pueden tener en el sector, de manera que sean capaces de identificar los potenciales riesgos y los posibles movimientos en el mercado, y prepararse para lo que viene.

Desde que estalló el conflicto, las grandes navieras europeas han dejado de escalar en puertos rusos y la carga enviada a San Petersburgo y Novorossiysk se ha encontrado con multitud de problemas, tal y como señala el analista jefe de Xeneta, Peter Sand.

Además, se han reducido las tasas en los flujos del Mar negro y el Báltico, ya que el comercio con Rusia y Ucrania se encuentra detenido por las sanciones y por la decisión de muchos operadores de no aceptar reservas con estos destinos. Por otro lado, los cargadores pueden esperar un incremento de los factores de ajuste por el combustible, dado que está aumentando su precio.

Relacionada: Seguros y disrupciones en el transporte marítimo