Sector logístico sigue aumentando registros gracias al comercio electrónico

Recientes investigaciones de DBK, han concluido que los servicios logísticos para el canal de comercio electrónico europeo han conseguido una facturación el año pasado de 2.850 millones de euros, esto significa un 16,3% más que durante 2020. En este sentido, la consultora estima que esta evolución positiva se ha debido a la reactivación económica general.

DBK asevera que esto es motivado además por el notable dinamismo que ha mantenido el comercio electrónico en los últimos años y por el cambio que están experimentando los hábitos de consumo. Así mismo, durante el pasado ejercicio ha seguido aumentando notablemente el número de empresas logísticas y de transporte dedicadas a prestar servicios para operaciones de comercio electrónico, aprovechando el espectacular crecimiento de la demanda.

Como consecuencia, según DBK, las empresas continúan potenciando la implantación de taquillas automáticas y la configuración de redes de puntos de recogida, que permitan facilitar el acceso a los destinatarios y flexibilizar las recogidas, así como reducir los costes y el impacto medioambiental.

Sin embargo, a pesar de la entrada de numerosos nuevos competidores, sigue apreciándose un alto grado de concentración de la oferta, toda vez que los cinco primeros grupos suponen un 47% del mercado, mientras que los diez primeros copan un 61% de cuota en este segmento.

Con respecto a las perspectivas de futuro, se estima que mercado de logística para el comercio electrónico seguirá registrando un marcado dinamismo a corto y medio plazo, con una tasa de crecimiento estimada de alrededor del 10% anual para este año y el próximo, que supondría alcanzar un valor de unos 3.500 millones de euros al final del período.

Pese a las buenas previsiones, el deterioro económico derivado de la crisis en Ucrania y los fuertes incrementos de los costes de los carburantes, la energía y los aprovisionamientos en general limitarán el crecimiento de la actividad y penalizarán los márgenes y la rentabilidad de los operadores a corto plazo.

Relacionada: Gastos de envío, el punto clave para la sostenibilidad de un E-Commerce