Salida de Boris Johnson: Aumento del coste de la vida y de impuestos…

Tras un aluvión de renuncias de ministros y otros funcionarios, meses de controversias y una presión desde todos los frentes posibles, Johnson anunció su dimisión como líder del Partido Conservador y abrió las puertas a la elección de un nuevo primer ministro, según comunicó este jueves desde su residencia oficial en el número 10 de Downing Street.

Durante su legislatura, Reino Unido ha vivido algunos de los episodios más turbulentos de su historia reciente, como la salida de la Unión Europea, la lucha contra el coronavirus, los desafíos económicos derivados de la guerra en Ucrania, la recuperación postpandemia y el aumento de la inflación.

¿Pero cuáles han sido las razones de este escándalo? Según publicó BBC Mundo, Reino Unido sufre una inflación actual de 9,1% y expertos advierten de que pronto podría entrar en recesión.

Es cierto que muchos de los motivos se escapan del control de Johnson, como la guerra en Ucrania, que ha llevado a aumentos en el precio del petróleo y en el coste de los alimentos.

Y, pese a que el gobierno ha dado algunos pasos -por ejemplo, reduciendo el impuesto a la gasolina– subió los impuestos en abril esto aumentó la presión sobre la clase trabajadora. «En medio de la peor crisis de coste de la vida en décadas, el gobierno decide subir los impuestos a la clase trabajadora», denunció el líder del Partido Laborista, Keir Starmer.

Sin embargo, los retos económicos del país ya se gestaban mucho antes de la invasión rusa en Ucrania. Problemas derivados del Brexit y el momento más crítico de la pandemia crearon una tormenta perfecta para el gobierno desde comienzos de 2021.

Reino Unido acusó grandes aumentos en los precios del petróleo y gas y los precios para el consumidor aumentaron considerablemente. Plantas de acero y fertilizantes se vieron obligadas a cerrar temporalmente y varias empresas energéticas quebraron.

Cadena de suministros

Las disrupciones en las cadenas de suministro pusieron presión sobre el bolsillo de los británico antes incluso de la guerra en Ucrania, publicó BBC Mundo.

Y toda esta situación, en gran medida replicada en otros países del mundo, en Reino Unido se vio empeorada por los efectos del Brexit, ya que muchos trabajadores de la cadena de suministro de alimentos procedían del continente y ya no tenían permiso para trabajar en Reino Unido.

Johnson ha sido uno de los principales impulsores de la ruptura con la Unión Europea y la idea del gobierno era que empleados británicos reemplazaran a los europeos.

Pero los críticos cuestionaron esta idea por la necesidad de capacitar a esos trabajadores a tiempo. También argumentaron que muchos británicos, tras ser despedidos o estar trabajando desde casa, no estarían tan interesados en trabajos mal pagados con horarios largos e irregulares.

Los británicos acusaron estos problemas con un desabastecimiento inusual en supermercados y el aumento de precios de la canasta básica incluso antes de que se desatara la guerra en Ucrania, responsable del último gran empujón a la inflación global.

Pero hay otras razones igualmente potentes. Entre ellas, destaca un escándalo sexual; el partygate y la controvertida gestión de la pandemia. Quieres conocer más de esos antecedentes. Ingresa  BBC Mundo y sigue leyendo.