Reinventando los modelos de negocios pos Covid-19

El mundo de hoy se encuentra en un proceso acelerado de cambios y de transformación digital, impulsado por el Covid-19. Al igual que un surfista que se prepara tomando decisiones muy rápidas para tomar la mejor ola y evitar caer en su recorrido, las empresas que no tomen la mejor ola quedaran siendo relegadas y posiblemente desaparecerán del mercado.

La vigencia de las empresas del siglo XX tenían una duración promedio de 70 años, mientras que las de inicios del siglo XXI en promedio se extinguen en 15 años y conforme al avance de la ciencia y tecnología esos periodos serán cada vez más cortos.

La conocida Ley de Moore ha sido modificada rápidamente por la velocidad del cambio y del desarrollo tecnológico y es evidente que ahora la sensación que debemos de tener es semejante a la de un pasajero que se encuentra dentro de un tren de alta velocidad que lo acompaña en su alta velocidad de traslado participando de los beneficios de la misma, mientras que un observador externo ,solo logrará verlo pasar con asombro, sin poder sacar el beneficio que ello implica.

El momento actual exige una actitud permanente al cambio y a la innovación, ello permitirá que el impacto de los cambios y del nuevo entorno les dará cierta adaptación temporal y capacidad de respuesta oportuna para seguir en el negocio.

Evidentemente que la pandemia del COVID-19 ha acelerado los procesos de cambio sobre todo en países de desarrollo económico y social como es el caso del Perú, y con ello se hace necesario asumir rápidamente respuestas efectivas para hacer frente a las consecuencias de esta pandemia mundial.

Los modelos de negocios requieren readaptación inmediata, empezando por la revisión integralmente del canal de venta y el relacionamiento con el cliente poscuarentena, al que habrá que conocer y calibrar, pues seguro mantendrá la necesidad, y probablemente la voluntad de compra del bien o servicio, pero la decisión de compra dependerá de la seguridad y comodidad percibida.

El canal de venta digital es la alternativa, la implementación de un método de conocimiento digital del cliente, específicamente datos, registrando y procesando, frecuencia y volúmenes de compra, la entrega de los productos, los deliverys son la primera opción elegida, y por la cual, los clientes no desearán pagar más.

Para considerar un nuevo modelo de negocios debemos tener en consideración varios aspectos entre ellos el conocimiento de nuestros principales clientes que regularmente asistían al negocio antes del cambio, cuáles eran sus necesidades específicas y de que forman estarían dispuestos a continuar con nosotros en un nuevo modelo de negocio.

Las empresas de servicios no financieros, o empresas comercializadas de bienes no esenciales, esperan la presencia de los clientes en sus locales, pero los consumidores esperan opciones seguras, cómodas y gratuitas, es decir canales de venta online, lo que será posible con tecnología. Los consumidores vienen realizando compras online, por lo que resulta importante conocer como interactúa durante el recorrido que realiza en la fase previa y posterior a la compra.

Otro de los puntos a tomar en consideración es la transformación digital, en razón que las medidas dispuestas de distanciamiento social, limitaciones en la movilización que busca restringir el contacto físico y la asistencia a lugares públicos, obligan a los negocios a pensar de estar presentes en el mercado de manera digital.

La  afectación  de  los  principales  ingresos  de  las  empresas  por  aplicación  de  medidas  de emergencia  por el Covid-19,  obliga a  las empresas a adaptarse a  las  nuevas  necesidades  del mercado teniendo dos alternativas para continuar en el mercado, una referida a la reinvención  del negocio y la otra al cambio de modelo de negocio, ambas con uso intensivo de tecnología.

Es importante el conocimiento de los principales clientes que regularmente asistían al negocio antes del cambio, cuáles eran sus necesidades específicas y de que forman estarían dispuestos  a continuar con nosotros en un nuevo modelo de negocio. 

La conversión digital resulta de vital importancia para la continuidad de los negocios, una guía  para  este  proceso  es  el  uso  de  la  herramienta  The  Digital  Transformation  Canvas,  que  inicialmente nos ayuda a realizar un diagnóstico y evaluación de nuestra situación actual, para  luego  realizar  la  planificación  del  proceso  de  transformación  digital  y  su  correspondiente  seguimiento.

El Covid 19 puede ser utilizado como un impulsor para que el Estado, la academia y la sociedad  civil  organizada,  desarrollen  un  proceso  integral  y  ordenado  hacia  la implementación  de  la  digitalización  de  todo  el  ecosistema  de  tal  forma  que  los  más  vulnerables  como  las  microempresas y Pymes se encuentren también favorecida.

Por Henrry Zaira Rojas Consultor en Logística, Transporte y TIC

Este artículo es una producción de la alianza entre Approlog y MasContainer.

*Las opiniones son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de MasContainer.