Recolectan energía solar en el espacio para intentar transmitirla a la Tierra

Un panel solar espacial no más grande que una caja de pizza, conocido como módulo de antena de radiofrecuencia fotovoltaica (PRAM), se lanzó por primera vez en mayo de 2020, conectado al dron no tripulado X-37B del Pentágono y que da vueltas a la Tierra cada 90 minutos.

El panel está diseñado para aprovechar al máximo la luz en el espacio, que no atraviesa la atmósfera y, por lo tanto, retiene la energía de las ondas azules, lo que la hace más poderosa que la luz solar que llega a la Tierra. La luz azul se difunde al entrar en la atmósfera, por lo que el cielo parece azul.

Estamos recibiendo una tonelada de luz solar adicional en el espacio sólo por eso”, dijo Paul Jaffe, un co-desarrollador del proyecto. Los últimos experimentos muestran que el panel de 12×12 pulgadas es capaz de producir unos 10 vatios de energía para la transmisión, dijo Jaffe a CNN. Eso es suficiente para alimentar una tableta.

La unidad aún no ha enviado energía directamente a la Tierra, pero esa tecnología ya ha sido probada. Si el proyecto se convierte en enormes antenas solares espaciales de kilómetros de ancho, podría emitir rayos de microondas que luego se convertirían en electricidad sin combustible a cualquier parte del planeta en cualquier momento.

Pero un factor clave que debe probarse, dijo Jaffe, es la viabilidad económica. “Construir hardware para el espacio es caro”, dijo. “Y esos costos están, en los últimos 10 años, finalmente comenzando a bajar”. El experimento usó calentadores para tratar de mantener el PRAM a una temperatura cálida y constante para probar cuán eficiente sería si estuviera dando vueltas a 36.000 kilómetros de la Tierra.

Hay algunas ventajas de construir en el espacio. «En la Tierra, tenemos esta molesta gravedad, que es útil porque mantiene las cosas en su lugar, pero es un problema cuando comienzas a construir cosas muy grandes, ya que tienen que soportar su propio peso», dijo Jaffe.

Relacionada: Digitalización, cadena de suministro de energías y cambio climático