Puertos y navieras luchan por bajar presión a la congestión en Europa

La congestión portuaria en Europa ejerce más presión sobre las operaciones de línea antes de la temporada alta y las líneas navieras se preparan para el empeoramiento de la congestión en el norte del viejo continente.

Maersk está buscando transportar contenedores asiáticos por tierra en puertos del norte de Europa menos congestionados y evacuar las importaciones de larga estadía a instalaciones de almacenamiento fuera del muelle en un intento por mitigar la congestión y las huelgas informa The Loadstar.

La naviera dijo que la congestión en su centro de Bremerhaven había alcanzado «un nivel crítico», que estaba «afectando los niveles de densidad del patio y los tiempos de espera en el puerto» y advirtió a los embarcadores que comenzaría a evacuar las importaciones de larga data a instalaciones fuera del muelle «si no se recogen dentro de plazos razonables».

Mientras tanto, en la vecina Hamburgo, Maersk dijo que la densidad de los patios seguía siendo «desafiantemente alta», pero también estaba preocupada por la perspectiva de más acciones laborales en el puerto en apoyo de las negociaciones salariales.

El sindicato de trabajadores portuarios, ver.di, convocó una «huelga de advertencia» de cuatro horas durante el turno de la tarde del jueves pasado en apoyo de su reivindicación salarial para 12.000 trabajadores en los puertos marítimos alemanes. La ronda de conversaciones terminó el sábado con ambas partes aparentemente tan alejadas como siempre.

Se planean nuevas conversaciones para el martes 21 de junio, pero esto podría ser anulado por más acciones industriales. “Estamos revisando las conversaciones entre el sindicato ver.di y la Asociación Central de Empresas Portuarias Alemanas (ZDS)”, dijo Maersk, reconociendo la posibilidad de una huelga.

Y en Amberes, una huelga nacional de 24 horas el lunes solo prolongará los tiempos de espera para el atraque de barcos.

La densidad del patio en sus terminales está en el nivel del 80%, lo que Maersk atribuyó a los «altos tiempos de permanencia» de las cajas de importación que perjudican la productividad y tienen un impacto en cadena en los retrasos de los buques.

Es una situación similar en Rotterdam, donde Maersk también está considerando implementar almacenamiento fuera del muelle para contenedores de larga estadía y ayudar a aliviar la congestión.

“Los niveles continuamente críticos de densidad en los patios de las terminales tienen un efecto adverso en las operaciones portuarias y de puertas, lo que da como resultado una menor productividad en las terminales y tiempos de apertura de puertas potencialmente restringidos que limitan nuestra capacidad de recibir más unidades, tanto llenas como vacías”, dijo Maersk.

Recordemos, la reciente huelga en Alemania, la peor en tres décadas y donde los estibadores paralizaron el manejo de los barcos durante varias horas el 9 de junio, lo que aumentó las largas demoras, con docenas de portacontenedores esperando para ingresar a los puertos en Hamburgo, Bremerhaven, Emden, Wilhelmshaven y Bremen.

Relacionadas: ¿Descontrol y caos de contenedores de cara a la próxima temporada alta?