Puertos siguen apostando por la energía solar

La Autoridad Portuaria de Valencia (España) ha presentado la licitación del contrato de instalación y mantenimiento de una planta de energía solar que se encontrará en el tinglado 4 del Puerto de Gandía. A través de esta instalación, que contará con una potencia de 705 Kwp, el recinto destacará como el primer puerto europeo autosuficiente energéticamente.

Partiendo de un presupuesto base de 1.558.001, 20 euros, el proyecto recibirá ofertas hasta las 13:00 del 29 de agosto. Una vez adjudicado el proyecto, el plazo para la construcción de la central solar será de ocho meses mientras que el mantenimiento durará 52 meses.

Concretamente, se va a realizar una instalación de una planta de energía fotovoltaica para autoconsumo, cuyos captadores de energía solar van situados sobre la cubierta del tinglado, junto a equipos de almacenamiento de energía eléctrica.

La iniciativa se llevará a cabo gracias a la financiación de los fondos Next Generation de la Unión Europea y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España. Además, la Autoridad Portuaria quiere integrar otras dos centrales en el Puerto de Valencia, una de ellas en el silo de automóviles de Valencia Terminal Europa, y otra entre el dique Príncipe Felipe y el Club Náutico.

La iniciativa tiene un objetivo a largo plazo como es el alcanzar las cero emisiones en 2030, la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y la autonomía energética. Para conseguirlo, se van a realizar inversiones que impulsen las energías renovables provenientes del hidrógeno, fotovoltaica y eólica, la instalación de dos subestaciones eléctricas en el puerto de Valencia, o el uso de combustibles alternativos como el GNL.

A parte de este proyecto, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha destacado que el plan de empresa de Valenciaport contempla inversiones por más de 86 millones de euros en el Puerto de Sagunto hasta 2026.

Relacionada: Panamá se interesa en los planes sostenibles de Puerto Valencia