Proyecto de dragado por US$170 millones recibe luz verde en el Puerto de Long Beach

La Comisión del Puerto de Long Beach concluyó un extenso proceso de revisión ambiental y dio luz verde al proyecto de profundización del canal de US$170 millones que mejorará la navegación y la seguridad de las embarcaciones más grandes, permitiendo eficientar el movimiento de carga de importación y exportación de los Estados Unidos (EE.UU.).

El Puerto de Long Beach y el gobierno federal compartirán los costos del proyecto, estimados en casi US$170 millones. La parte del costo del puerto se estima en US$109 millones.

El proyecto incluye profundizar el Long Beach Approach Channel de 76 pies a 80 pies de profundidad, suavizar las curvas en el Main Channel para profundizar un área más amplia a 76 pies, profundizar partes de West Basin de 50 a 55 pies, construir un canal de acceso y una dársena de giro al Muelle J Sur con una profundidad de 55 pies, mejorando los rompeolas en la entrada del Muelle J y depositando material dragado en sitios cercanos a la costa para desechos o en sitios de eliminación en el océano aprobados por el gobierno federal.

“Al mejorar la navegación en el puerto de Long Beach, las mercancías se acelerarán en la cadena de suministro, lo que generará enormes beneficios económicos para nuestra ciudad, región y nación”, dijo Sharon L. Weissman, presidenta de la Comisión del Puerto. “Al mismo tiempo, hará que las operaciones sean más seguras y ayudará a disminuir los impactos ambientales en nuestra comunidad”.

Según un estudio federal de varios años realizado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU. y completado en octubre pasado, la profundización y ampliación de los canales en el puerto conduciría a una mejor navegación de embarcaciones, seguridad y beneficios económicos nacionales de casi US$21 millones anuales.

En enero, Long Beach recibió US$8 millones a través de la Ley de Infraestructura Bipartidista de US$1 mil millones para ayudar a iniciar y completar la fase de preconstrucción, ingeniería y diseño.

“Ya acomodamos algunos de los barcos más grandes del mundo aquí”, dijo el Director Ejecutivo del Puerto de Long Beach, Mario Cordero. “Profundizar y mejorar nuestras vías fluviales dará a estos buques más espacio para maniobrar y hacerlo de manera más eficiente al recibir más contenedores, reduciendo el número de escalas de buques y las emisiones asociadas”.

Relacionadas: «Recesión técnica» en EEUU ¿Cómo impacta a América Latina?