Proyección negativa de demanda china presiona al cobre

Los precios del cobre recibían presión el miércoles, ya que la preocupación por la demanda en el principal consumidor, China, se veía reforzada por la firmeza del dólar. A las 1140 GMT, el cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdía un 2,22%, a 7.689 dólares la tonelada, ampliando sus pérdidas al 6% desde el viernes, cuando los precios alcanzaron un máximo de dos meses de 8.318 dólares la tonelada.

La actividad de las fábricas chinas se contrajo por segundo mes consecutivo en agosto, debido a que las infecciones de COVID-19, la peor ola de calor en décadas y un asediado sector inmobiliario pesaron sobre la producción, lo que sugiere que la economía está luchando por mantener el impulso.

«No vemos un gran impulso en términos de que China fomente la demanda de metales. Esperamos que el gobierno chino trabaje en pro de la estabilización, no esperamos un gran estímulo», dijo Carsten Menke, analista de Julius Baer.

«Para el sector inmobiliario, se trata de evitar un desplome. En el lado de las infraestructuras, hay una conciencia de que será difícil mover la aguja porque la base ya es muy grande», agregó.

También pesaba sobre los metales industriales el dólar, que cotizaba cerca de máximos de dos décadas frente a otras divisas importantes, tras los comentarios de línea dura de la Reserva Federal que reforzaron las expectativas de nuevas subidas agresivas de las tasas de interés en Estados Unidos.

Una moneda estadounidense más alta hace que los metales cotizados en dólares sean más caros para los tenedores de otras divisas, lo que podría reducir la demanda. Esta relación es utilizada por los fondos para generar señales de compra y venta a partir de modelos numéricos.

Relacionada: Chile: Baja producción en principales minas de cobre