Portacontenedores impulsados por hidrógeno podrán estar navegando el 2030

Un nuevo estudio presenta el caso de que buques portacontenedores impulsados ​​por hidrógeno estén navegando en rutas comerciales como el transpacífico para el año 2030.

Portacontenedores impulsados por hidrógeno podrán estar navegando el 2030
Portacontenedores impulsados por hidrógeno podrán estar navegando el 2030
Portacontenedores impulsados por hidrógeno podrán estar navegando el 2030 / Imagen: Lloyd List

La organización sin fines de lucro con sede en Washington, llamada el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT o International Council on Clean Transportation en inglés) evaluó las necesidades de abastecimiento de combustible de los portacontenedores que operan entre China y los EE.UU.

Al modelar su demanda de energía y los requisitos de espacio de almacenamiento de combustible si funcionan con hidrógeno líquido y celdas de combustible.

El especialista en envíos de ICCT, Dan Rutherford, describió los resultados como «prometedores».

Relacionadas: Líneas navieras de contenedores se preparan para pérdidas de más de US$23 mil millones

«A pesar de su menor densidad de energía en comparación con el fuelóleo pesado, no encontramos grandes barreras de abastecimiento de combustible para alimentar contenedores con hidrógeno incluso en esta ruta tan exigente», dijo Rutherford a Splash.

El estudio muestra que casi el 80% de las rutas transpacíficas de envío de contenedores de 2015, y el 43% de los viajes, podrían ser completadas por barcos a hidrógeno sin cambiar sus prácticas de abastecimiento de combustible.

Todos los viajes pueden ser impulsados ​​por hidrógeno con solo cambios menores en la capacidad de combustible u operaciones, ya sea agregando un puerto de escala adicional para reabastecimiento de combustible o reemplazando el 5% del espacio de carga con tanques adicionales para hidrógeno.

Para los barcos que agregarían un puerto de escala adicional, más del 60% tenía opciones de primer o segundo nivel que requerirían poca desviación de sus patrones de tráfico históricos.

Los puertos en Japón y Dutch Harbor en Alaska fueron identificados como los más propensos a recibir tráfico adicional.

“Este análisis, que evalúa un transportador de hidrógeno de baja densidad en una ruta larga y exigente, implica que las barreras de bunker para el envío de cero emisiones serán manejables», dice el estudio de ICCT.

Relacionadas: Hidrógeno Verde y el potencial de Chile con el «combustible del futuro»

Y agregan que «Esto se debe a que otras rutas más cortas y combustibles de cero emisiones, como el amoníaco y el metanol, que tienen densidades de energía volumétricas más altas que el hidrógeno, serán aún más fáciles de usar».

El informe completo se puede descargar y leer AQUÍ