¿Por qué la escasez de chips impacta la venta de vehículos nuevos?

Las ventas de autos 0 km en Europa registraron una caída histórica, debido a la crisis sanitaria y la escasez de semiconductores que impidieron la fabricación de millones de autos. El año pasado, se vendieron 9,7 millones de autos en la Unión Europea (UE), la cifra más baja registrada desde el inicio de la actual serie estadística en 1990, por debajo de 2013 y 1993, los peores años de la industria automovilística.

Según los reportes de la Unión Europea, diciembre fue el sexto mes de baja consecutiva en ventas, registrando un 2,4% por debajo del ejercicio de 2020, que estuvo paralizado por la pandemia. «Esa baja es consecuencia de la escasez de semiconductores que frenó la producción de automóviles todo el año, en especial en el segundo semestre», explicó en un comunicado la Asociación de Fabricantes Europeos (ACEA).

Principales mercados

Según publica El Clarín, Alemania, el principal mercado automotriz de Europa, registró una caída del 10,1% en un año con 2,6 millones de vehículos vendidos. Luego de un 2020 marcado por el cierre de fábricas y las restricciones sanitarias, el sector automovilístico alemán tuvo una recuperación sostenida al inicio del año pasado.

Sin embargo, en el segundo semestre debió enfrentar dos trabas en el mercado mundial: la escasez de semiconductores y los problemas logísticos que enfriaron las esperanzas de una recuperación duradera.

Bélgica, Países Bajos y Dinamarca también tuvieron fuertes caídas. Francia se mantuvo estable (+0,5%) pero con un nivel bajo con 1,66 millones de unidades vendidas, un nivel similar al de 1975.

España, que había sido uno de los países más golpeados en 2020, se mantuvo casi sin cambios (+0,1%), mientras Italia se recuperó un poco más, con 5,5%. Los mayores fabricantes del mercado sintieron el golpe: el número uno Volkswagen retrocedió 4,8% con 2,4 millones de unidades vendidas, mientras el grupo Renault perdió 10,2% y Stellantis (Peugeot, Fiat, Chrysler y Opel, entre tras marcas) cayó 2,1%.

Según los especialistas del sector, la recuperación podría demorarse. «El inicio de 2022 todavía será difícil en términos de suministro de semiconductores«, indicó Alexandre Marian, del gabinete AlixPartners.

«A mediados de años debería mejorar, pero eso no quiere decir que no aparezcan otros problemas, sobre temas relacionados con las materias primas, la logística o la falta de mano de obra», añadió.

Relacionada: Huella de carbono, el problema que involucra a los chips