Por qué eliminar el papel de las operaciones logísticas

Transformar positivamente la cadena de suministro ha sido un desafío enorme. Hoy, los líderes de negocios de la región se enfrentan a la exigente velocidad del cambio, a los tiempos de entrega y a la eficiencia de la operación para el destino de sus compañías. Si bien en Chile durante el 2020 el comercio electrónico creció un 200%, en el primer trimestre del 2021 la ventas aumentaron en un 195,8%, según datos de la Cámara Nacional de Comercio.

En ese sentido, la industria ha podido dar respuesta a la alta demanda que enfrenta gracias a la tecnología. De hecho, según el Estudio del Futuro del Almacén de Zebra Technologies, el 78% de los gerentes de bodegas y centros de distribución de la región coincide en que introducir tecnología es urgente para la optimización de sus operaciones.

“Sin embargo, muchas empresas aún siguen basando sus operaciones en papel y lápiz, asumiendo riesgos como pérdidas de mercancía, desorden en el inventario, falta de visibilidad de los procesos logísticos, demoras en la gestión de pedidos, poco control en las devoluciones, sobrecarga de trabajo para los empleados y baja calidad en el servicio”, detalla Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

Pese a esta realidad dispar, con temores al cambio y a la inversión, actualmente estas limitaciones han sido confrontadas por distintas compañías. Por ende, es importante que las motivaciones superen a los miedos para que las empresas puedan mantenerse competitivas. A continuación, cuatro razones para seguir digitalizando los procesos logísticos.

Empoderamiento, eficiencia y mejores decisiones

Avanzar hacia la digitalización puede ser mucho más sencillo de lo que se piensa. Hay varias formas simples de revolucionar las operaciones de grandes o pequeños negocios con tecnología como, por ejemplo, incorporando etiquetas de códigos de barras y lectores para capturar su información.

El uso de planillas manuales representa un bajo rendimiento en entornos de almacenamiento y a menudo resulta en costosas pérdidas de productividad y mercancía. Pero al introducir escáneres inteligentes y resistentes que pueden leer desde cualquier ángulo con precisión códigos de barras, incluso aquellos averiados, rotos o mal impresos, las empresas pueden eliminar los riesgos de los errores comunes que se presentan en un control manual y así ahorrar tiempo y dinero. Con tan solo esta sencilla implementación, los trabajadores estarán empoderados para tener mayor control y velocidad de respuesta en la operación y con un solo gatillo, aumentarán significativamente su productividad.

Protege la información

La fuga de datos que se pueden generar con un proceso registrado en papel puede llegar a ser muy peligroso para las operaciones de las empresas. Basta con un incidente de líquido sobre las hojas para perder completamente los datos y caer en reprocesos. Registrar los datos de forma digital protege la información y se puede configurar con varios sistemas de protección para evitar que corra riesgos.

Además, si el registro digital de la información se complementa con un sistema IoT para la empresa, es posible integrar diferentes procesos para conocer en tiempo real todo lo que ocurre en las operaciones y habrá una mayor precisión en la cadena de suministro.

Visibilidad en tiempo real

Con el uso del papel es verdaderamente imposible tener un control eficiente y una visión general de lo que ocurre en el corazón del negocio: las bodegas y centros de distribución. Actualmente, los negocios están implementando tecnología RFID, para tener un visibilidad del stock y dónde se almacena.

La capacidad de rastrear activos es crucial y fue catalogado como un desafío por los principales líderes operativos y de TI encuestados en el Estudio del Futuro del Almacén de Zebra. Tener visibilidad de cada ítem del inventario puede reducir significativamente la falta de existencias y la pérdida de ingresos asociada.

Gestión del personal

La alta demanda ha generado mucha presión para los trabajadores. Por esta razón, es importante administrar sus tareas y distribuirlas equitativamente, sin dejar de reaccionar rápida y oportunamente ante cualquier evento. En ese sentido, la digitalización ayuda con herramientas de software que faciliten la administración y reasignación de tareas, horarios, locaciones o cumplimiento de regulaciones laborales nacionales; en general, todo lo relacionado a los empleados de la empresa.

En el mundo actual bajo demanda, la implementación de nuevas tecnologías es posible y rentable. Sólo las empresas que se tomen el tiempo de identificar las posibilidades tecnológicas para sus operaciones logísticas y le hagan frente al cambio, verán la recompensa y se mantendrán líderes en la carrera que hoy presenta el mercado.

Relacionada: René Ellis de Buonny: ¿Cómo evitar pérdidas en diversas operaciones logísticas?