Perú: Analizan cambiar flota de autobuses y adaptarse a la electromovilidad

El Ministerio de Energía y Minería de Perú (MINEM), realizó un estudio de factibilidad denominado “Análisis y diseño de modelos de negocio y mecanismos de financiación para buses eléctricos en Lima”, para establecer la rentabilidad de modificar su flota de buses en la capital.

Perú: Analizan cambiar flota de autobuses y adaptarse a la electromovilidad (Foto: Perú 21)
Perú: Analizan cambiar flota de autobuses y adaptarse a la electromovilidad (Foto: Perú 21)

La estrategia medioambiental del gobierno de Martín Vizcarra es adaptarse a la tendencia de contar con autobuses eléctricos para el transporte público, mediante un modelo de negocio promotor que impacte positivamente en la rentabilidad de estos vehículos no contaminantes versus las unidades que operan a gas natural o diésel.  

Según publica World Energy Trade, el informe presentado por MINEM establece que «el gasto en energía de un bus eléctrico asciende a S/ 1,282 mensuales en promedio durante 14 años, mientras que un bus a gas requiere S/ 4,258 mensuales y uno a diésel S/ 7,382 al mes».

Agrega que «el gasto en mantenimiento de un bus eléctrico se estima en S/ 1,724 mensuales, uno a gas requiere S/5,100 y uno de diésel S/3,290 promedio mensual en el mismo lapso. La simulación del cálculo incluye el financiamiento del 90 % del bus, con tasa preferencial de 7 % efectiva anual, a 12 años de plazo y 36 meses de periodo de gracia».

Entretanto, el presidente de la Dirección General de Eficiencia Energética (DGEE), Javier Campos, comentó que «MINEM está trabajando para que en el año 2020 comiencen las licitaciones de flotas de buses eléctricos y para el cual ya hay proyectos piloto que están por entrar en operación».

El titular de DGEE también adelantó que «los buses de los proyectos piloto generarán información del rendimiento y eficiencia de la electricidad en el transporte urbano masivo en el tráfico de Lima, datos que serán analizados y procesados por el Minem en cuanto a rentabilidad, así como su impacto en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero».

Se estima que de aprobar el cambio y contar con autobuses eléctricos, en el año 2030 se evitarían 3.840 muertes de personas asociadas a la calidad del aire en Lima y se dejarán de gastar en 10 años US$ 7.672 millones en combustible.

Por último, la operación de 100 buses eléctricos evitaría la emisión de más de 100.000 toneladas de gases de efecto invernadero durante 14 años.

MasContainer Radio

 

¿Qué es la última milla?

Análisis de la Semana

Minuto Comex