ONE revela su estrategia de ahorro de costos y beneficios millonarios

Los tres transportistas han firmado sus cuentas anuales finales que cubren el período anterior a la transferencia de sus negocios de contenedores el 1 de abril.

De ahora en adelante, el trío japonés registrará las ganancias de los contenedores a través de su capital en ONE, en el que NYK posee una participación del 38% y K Line y MOL un 31% cada una.

Los tres grupos navieros gastaron montos significativos para formar ONE, K Line informó US$ 220m en costos relacionados.

MOL incurrió en una pérdida neta de ¥ 47.4bn (US$ 430m) para su año fiscal que finalizó el 31 de marzo, que atribuyó a las pérdidas «relacionadas con la reestructuración comercial».

Decidió dar un golpe en sus cuentas de 2017 por pérdidas en relación con la integración de la empresa en ONE, que se prevé que se incurrirá «a partir de 2018 y después».

Dijo que esto incluía las pérdidas que se espera incurrir en el «charter-out de buques a ONE, pérdidas en la liquidación de las agencias de la compañía y otros».

Sin embargo, los compatriotas de MOL, NYK y K Line, aún pudieron registrar ganancias netas de ¥ 20.1bn y ¥ 10.5bn respectivamente en sus cuentas de 2017.

En su último comentario individual sobre trafico de líneas, NYK informó que «el tráfico fue rápido a lo largo de rutas transpacíficas», pero agregó que los aumentos en las tarifas spot «en gran parte se estancaron debido al impacto de la creciente sobre-capacidad de transporte».

Atribuyó la causa de la sobre-capacidad a «la producción de nuevos buques portacontenedores ultra grandes», pero dijo que migraba a los ULCV para «optimizar la asignación de buques y el rendimiento económico».

Ahora ONE ha publicado su plan de negocios de tres años y está pronosticando ingresos totales en el primer año de US$ 13.200 millones, llegando a US$ 13.900 en 2019 y US$ 14.200 en 2020.

Predice que el 47% de sus ingresos provendrá de sus embarques transpacíficos, el 24% de Asia-Europa y el 13% de los servicios eIntra-Asia. El objetivo del portafolio de ONE es mover semanalmente 345,000 teu, 39% en transpacífico, 24% en Asia-Europa y 22% en Intra-Asia.

Dice: «Se espera un crecimiento constante de la demanda en un contexto de una situación económica mundial relativamente favorable, por lo que el suministro de la demanda se estabilizará en el mediano plazo».

ONE está pronosticando una ganancia neta para este año de US$ 110 millones, con la mayoría de eso (IS$ 107 millones) que se espera obtener en el segundo semestre. Para 2019, espera obtener una ganancia de US$ 313 millones y más del doble el año siguiente, para llegar a US$ 648 millones.

Los ahorros de sinergia de la fusión apuntan a US$ 1.05bn por año, 60% a través de los primeros 12 meses, 80% en el segundo año y el 100% en el tercer año.

Según ONE, US$ 430 millones provendrán de ahorros en costos operacionales, como feeders, camiones y cargos de terminales, donde no solo utilizará la tarifa más baja de los tres operadores, sino que también negociará tarifas reducidas para volúmenes más altos.

Se espera que se ahorren otros 370 millones de dólares en costos de TI y «racionalización de la organización», con los ahorros anuales de US$ 250 millones obtenidos gracias a una reducción en el consumo de combustible y la «racionalización del producto».

ONE dijo que tenía siete naves en construcción de 14,000 teu planeadas para ser entregadas este año y esperaba que su flota total al final de su año fiscal 2018 constara de 224 naves, que suman 1.55 millones de teu.

Fuente: The loadstar