Negocio inmobiliario, parte central de los operadores logísticos

Antes del colapso de los mercados financieros globales, la búsqueda de espacio logístico en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) era mucho más simple. Los promotores construían especulativamente, adelantándose a las necesidades y los inversores estaban dispuestos a proporcionar el capital necesario para la financiación de la deuda. El mercado asumía la entrega de producto de buena calidad en las ubicaciones en términos competitivos.

Tras el colapso de los mercados financieros globales, muchos proveedores de logística se han encontrado con problemas de espacio vacante, como consecuencia de la situación en la que se han encontrado los promotores y los inversores, necesitados por obtener ingresos por el espacio construido al amparo de la explosión especulativa. En definitiva, asegurar el espacio simplemente ya no era un problema ya que la oferta ha continuado siendo superior a la demanda.

Sin embargo todo va tan rápido, que en la actualidad la historia es muy diferente: ahora hay una gran escasez de espacio de buena calidad ya que la mayoría de la oferta del boom especulativo está ocupada, y la falta de fondos disponibles ha puesto el foco en casi todas las inversiones especulativas, de forma que el alquiler de nuevas instalaciones resulta cada vez más caro.

Escasez de buena calidad

El sector inmobiliario está en una encrucijada. Un aumento en la demanda, provoca la escasez de espacio de buena calidad, esto junto con la incapacidad de los mercados de bienes para ofrecer nuevas construcciones, acaba repercutiendo negativamente en los planes de negocio de los operadores logísticos.

«Mientras que los clientes reducen los márgenes y buscan contratos más cortos, los mercados de inversión inmobiliaria exigen más concesiones a la presión al alza sobre los alquileres de los espacios nueva calidad«, dicen los expertos.

En esta línea, Jones Lang LaSalle revela que, si bien todavía hay volatilidad en los mercados logísticos las rentas prime permanecen estables en toda Europa debido a la falta de oferta y la actividad reducida en el desarrollo impulsado por las dificultades de abastecimiento, los plazos de financiación y el alquiler en plazos inferiores a los diez años y en una ubicación prime.

Por su parte, los informes de CBRE afirman que en algunos de los mercados más importantes, las limitaciones de la oferta podrían suponer una mayor presión sobre las rentas prime cuando la economía mejore, ya que el mercado establece su equilibrio a través de este período de transición.

Instalaciones adecuadas para las actuales actividades de logística

Para los proveedores de logística, la ubicación no es el único factor determinante. También se tiene en cuenta el diseño y la especificación para ofrecer ofrecer la máxima eficacia operativa, así como el menor coste total. Muchas instalaciones son cada vez más obsoletas y no cumplen con los estándares más rigurosos, sobre todos aquellos relacionados con la sostenibilidad y la eficiencia energética.

El Banco de datos de Propiedades de Inversión Pan-Europeo ha publicado un informe sobre el mercado logístico en el que se asegura que muchos de los antiguos almacenes e instalaciones de distribución carecen de las características necesarias para las actividades de logística en la actualidad.

Con todo, debido a que la adaptación de las instalaciones es casi imposible, estas naves son a menudo relegadas a pequeños arrendatarios a escala local.

Relacionada: El desafío para la distribución urbana es crear nuevas soluciones inmologísticas