Mujeres al volante: “Hay muchas chicas que saben trabajar pero no les dan la oportunidad. Visibilizando se abren puertas»

Alejandra Aguirre, Transportista de cargas desde 2018.

Assistcargo reunió a representantes de distintas áreas para conversar acerca del rol de las mujeres en la industria de la carga logística. Se contactaron con María Bauducco, gerente del área de RRHH de Assistcargo Argentina, Sofía López del área de administración; y Alejandra Aguirre, transportista monitoreada por Assistcargo.

Hasta el momento, solo el 9% del total de las  personas de la industria de cargas logísticas, son mujeres. Lo que sucede es que la logística crece, y es preciso atender todas las necesidades. Las transformaciones siempre necesitan del compromiso de todas las partes. Y claro no ha sido fácil entrar a este mundo, indicó Alejandra Aguirre.

“He golpeado un montón de puertas para ingresar. A mi me gusta manejar y desde el 2006 que busco empleo en transporte. Empecé y terminé la carrera de enfermería por no poder seguir mi pasión y que no me dejen conducir camiones…»

A juicio de Alejandra «lentamente, las mujeres nos incorporamos a las áreas laborales dominadas principalmente por hombres. Recién en el año 2009, pudimos acceder a la LiNTI o Licencia Nacional de Transporte Interjurisdiccional que es el único documento que te habilita a realizar el transporte interjurisdiccional de cargas o de pasajeros en el territorio nacional argentino. Para acceder a la empresa donde hoy trabajo, tuve que insistirle al gerente que me permitiera realizar la prueba de manejo; hoy cuatro años más tarde, en la empresa somos 200 hombres camioneros, y yo.”

Las mujeres un aporte

Sofía López, del área administrativa de Assistcargo Argentina comenta desde su experiencia anterior como operadora en Assistcargo, que los choferes hombres suelen tener choques con ella a la hora de recibir direcciones suyas. «El hombre que manejó históricamente un camión, no suele estar contento con que una mujer desde una oficina le diga qué hacer.  En Assistcargo somos rigurosos a la hora de cumplir con las paradas autorizadas y los tiempos de viaje permitidos, y eso a veces genera choques con los choferes”.

Alejandra menciona que ser camionera de profesión es difícil. «No hay que dañar el camión, la carga, ni el cuerpo. Manejar cansa y ella elige viajar tranquila respetando horarios y paradas».

Los choferes cuentan con paradas nocturnas para bañarse, comer algo y descansar. Alejandra señala que los camioneros ya conocen donde parar, donde hay establecimientos limpios y completos y donde no. “Los inviernos en Argentina son crudos, sabemos que hacer para seguir viajando. Dónde comer y dónde parar. Eso es la profesión de camioneros”.

A juicio de María Bauducco gerente del área de RRHH de Assistcargo Argentina «las mujeres y otras divergencias no van a llegar a sus puestos, solo por ser mujeres. Va a ser una selección natural en un futuro cercano. Sin embargo, hoy las empresas toman acciones para fomentar la inclusión ya que naturalmente no se dio; empezar a generar acciones para que esto suceda, es bueno. Genera impulso.

¿Alejandra cómo viste la incorporación de mujeres en el rubro?

“Sobrinas y nietas de camioneros son quienes se introducen en la profesión de manera más natural; y es gracias a las empresas de camiones, Scania e Iveco entre otras, que hace 3 años dan cursos y capacitan a 12 mujeres anualmente para ser incorporadas en empresas de transporte.»

«Hay chicas que hicieron el curso y no siguieron. No es fácil manejar un camión…Hay viento, lluvia, neblina, hay peligro en la ruta. Ser camionero es ser solidario. A mí si me ven demorada, paran y me dan una mano. El rubro se ayuda entre ellos, ser camionero es la ruta, pero la ayuda se da para salir de la ruta.», agrega Alejandra.

«La predisposición siempre ayuda. Cuando te dan una mano es mejor. Si ves a alguien parado, paras y lo ayudas. No importa si tengo o no la fuerza para cambiar una rueda. Imagínate que el varado no come. No tiene recursos. Ser camionero es ir y volver» comenta Alejandra.

A juicio de Sofía López del área de administración de Assistcargo “ es raro encontrarme con mujeres que manejan camiones de larga distancia… veía en la planilla nombres de mujeres y decía esto está bien? Cuando veo cuentas con transportes de mujeres me llama la atención y pregunto, esto está ok?

Teniendo en cuenta aquello… ¿ Alejandra, hay mayor sororidad entre las mujeres camioneras?
“Entre mujeres nos ayudamos. El camionero es parte de  un sistema, está el camión, el chofer, quien está en la estación de servicio, quién limpia, todo es parte de un sistema que va articulado. Donde veo que está bueno y es seguro parar y descansar, paro. Sino, no. La ruta es peligrosa, más aún para mujeres… cómo están las cosas hoy en día es difícil además es una profesión muy machista. A mi siempre me respetaron pero conozco casos que no han tenido la misma suerte. Entre las mujeres nos hablamos y vamos poniéndonos al tanto de cómo están las cosas en las rutas y las paradas. Es importante ayudarnos y generar frentes unidos.
El desafío que viene…

Todavía hay muchas empresas que no involucran transporte femenino. Existe una gran cantidad de chicas que saben trabajar pero no les dan la oportunidad. «Visibilizando se abren puertas» comenta Alejandra Aguirre, transportista monitoreada por Assistcargo.

 «Lo que más me gusta de ser camionera es recorrer el país. Argentina es bellísimo y tiene todos los paisajes que existen. Trabajar me permite conocer el país. Encima que paseo me pagan”.