«Milk Run», el servicio logístico que reduce los costos en la industria del transporte

La post pandemia ha requerido nuevas soluciones a algunos de los sectores de la industria. En tal sentido, vemos cómo el transporte y la logística son dos de los eslabones de la cadena de suministro que más se han visto impactados y obligados a reinventarse, por lo que recién están mostrando algunas de sus nuevas tendencias.

En este sentido, Carlos Zubialde en publicación realizada a  informacionlogistica.com, establece que actualmente no son pocos los expertos en la materia que sostienen que el transporte Milk Run podría ser el futuro de la logística, un concepto que se desarrolla en el transporte por carretera y su gestión circular de las diferentes rutas, con parámetros bien establecidos acerca de los lugares y horarios para cargas y descargas.

De hecho, una de las claves para el futuro del transporte por carretera viene directamente de la forma en la que se trabajaba a comienzos del siglo XX, cuando muchos camiones que repartían leche en las grandes ciudades norteamericanas realizaban, una vez finalizado el desplazamiento original, el recorrido inverso.

¿Y por qué harían eso? Porque, de ese modo, lograban recuperar a su regreso todos los envases que habían dejado en cada una de las viviendas a la ida, volviendo al punto de partida con la misma cantidad de envases con la que habían abandonado el centro logística, reduciendo así los recursos necesarios para realizar estos trayectos.

Por su puesto, dada su eficiencia el transporte Milk Run no ha desaparecido ni mucho menos, pero también es cierto que no son pocas las firmas que, apostando a otra clase de servicio más personalizado o directo, lo han abandonado, cayendo ahora en la cuenta de que deben incorporarlo otra vez para que cierren sus cuentas.

También conocido como “transporte técnico”, recientemente hemos tenido sobradas muestras sobre el rendimiento de las rutas Milk Run, con logísticas como Trucksters a la cabeza, que anunció que había conseguido recortar a la mitad la ruta Madrid-Dortmund, de las más importantes del continente europeo.

En detalle, si hasta la fecha el desplazamiento España – Alemania requería de más de 48 y 72 horas para completarse, la intervención de Trucksters ha conseguido recortar esa distancia temporal a apenas 24 horas, es decir, un 50% de los plazos originales.

Lo anterior se obtuvo gracias al Big Data y la Inteligencia Artificial. Básicamente, ambas tecnologías analizan factores determinantes como el descanso obligado de los conductores, concertando citas entre ellos, para que el camión no deba detenerse en ningún momento.

Relacionada: Firmas españolas impulsan Corredor Mediterráneo para camiones eléctricos