Manipuladores de carga aérea comienzan a sentir la presión por alta demanda

Los distintos manipuladores de carga aérea, tanto en Europa como en América del Norte, están trabajando a máxima capacidad para mantenerse al día con la demanda de la temporada alta de este fin de año, lo que provoca por cierto importantes retrasos en la recogida y entrega de la carga. En Europa, por ejemplo, los manipuladores de los principales centros de carga de Frankfurt Main, London Heathrow y Amsterdam Schiphol están sintiendo la tensión.

Según publica Air Cargo News, a fines del mes de octubre había una  congestión en el centro de carga más concurrido de Europa, Frankfurt, y que el problema aún no se ha aliviado. Las nuevas reglas de importación que exigen que cada guía aérea individual de la casa esté prerregistrada y la alta demanda son las principales razones detrás de la congestión en el centro alemán.

En octubre, los volúmenes de carga en Frankfurt aumentaron en más del 11% en comparación con los niveles anteriores al Covid-19 (año 2019) para el mes. El transportista alemán Senator International dijo: “La situación de los servicios de tierra sigue siendo crítica. El cambio en el manejo del proceso en el procedimiento aduanero de importación continúa causando retrasos notables. Para todos los envíos a través de FRA, este factor definitivamente debe tenerse en cuenta «.

Otro transportista, Flexport, agregó: “No hay una mejora notable en FRA para la carga de importación. Es importante incorporar un tiempo de espera adicional en FRA o utilizar otros centros alemanes». El transitario británico Metro Shipping informó problemas particulares en Heathrow, Frankfurt, Bruselas, Lieja y Amsterdam, aunque dijo que los problemas eran generalizados.

Además de la fuerte demanda de carga aérea, los problemas en el transporte marítimo estaban causando un cambio modal y aumentando los niveles de demanda, agregó el transportista. «London Heathrow se enfrenta a retrasos importantes, ya que el área de carga no puede hacer frente y los tiempos de espera para la recogida y entrega de vehículos pueden oscilar entre cinco y diez horas, con el riesgo constante de que el conductor finalmente sea rechazado», el dijo la empresa.

“Estamos experimentando que los conductores se están quedando sin sus horas legales de conducción y tienen que reemplazarlos por nuevos conductores de turno antes de que hayan recogido o entregado su carga aérea mientras están sentados estáticamente fuera de los almacenes de las aerolíneas en los aeropuertos”.

Lo que hace que la situación sea aún más difícil para los manipuladores son los horarios de las aerolíneas en constante cambio que dificultan la planificación previa de los recursos. “En general, el mercado no es tan bueno como debería ser, con problemas por todas partes en los principales centros de Estados Unidos, Europa y Asia y es probable que empeore, especialmente cuando los manipuladores tienen poco personal en muchas instalaciones, debido a las restricciones operativas de Covid-19 y la capacidad de garantizar que los recursos se puedan implementar para el aumento de la demanda”, dijo Metro.

Sobre la situación en Schiphol, Flexport dijo: “Las terminales de asistencia en tierra de AMS están sintiendo la tensión, principalmente para la carga de exportación. Los manipuladores están contratando personal adicional, abriendo almacenes adicionales donde hay capacidad.

Por último, en América del Norte los operadores en tierra continúan enfrentando retrasos y están utilizando instalaciones fuera del aeropuerto para administrar la inundación de carga entrante, lo que tiene un efecto de goteo en el lado de las exportaciones .

Relacionada: Maersk potencia su estrategia de transporte de carga aérea