Maersk vende MCI y se desliga del negocio de fabricación de contenedores

Desde los rumores de la posible venta de su unidad de fabricación de contenedores, hasta hoy, han pasado seis meses, donde el líder en la industria de transporte marítimo Maersk ha decidido finalmente vender Maersk Container Industry (MCI) al gigante chino China International Marine Containers (CIMC), el mayor fabricante de contenedores del mundo, quienes adquirirán el negocio en su totalidad.

El valor de la transacción es de US$987,3 millones en efectivo y libre de deudas (Enterprise Value), reforzando los extraordinarios resultados financieros anuales de Maersk. El acuerdo para que CIMC adquiera MCI se firmó el 27 de septiembre de 2021 y está sujeto a aprobaciones regulatorias. Se espera que la transacción se cierre en o antes de 2022. Hasta que el cierre no se formalice, CIMC y MCI siguen siendo dos compañías separadas y continúan operando sus negocios como de costumbre.

CIMC se hará cargo de toda la organización y los activos de MCI, que incluyen una fábrica de contenedores refrigerados en Qingdao, China, así como sus instalaciones de I + D e ingeniería de pruebas en Tinglev, Dinamarca.

Henriette Hallberg Thygesen, directora ejecutiva de flotas y marcas estratégicas de AP. Moller – Maersk señalo que «Creemos que en CIMC hemos encontrado un buen propietario a largo plazo de MCI. La desinversión de MCI es parte de AP Moller, la transformación comercial de Maersk, donde el enfoque está en ser una empresa integrada de transporte y logística de contenedores que crea valor para el cliente en toda la cadena de suministro».

MCI reportó ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de US$77 millones en 2020, en comparación con US$29 millones el año anterior, según el informe anual de Maersk.

Fundada en 1991, MCI fabrica contenedores reefer y máquinas de refrigeración para la industria del transporte intermodal. La empresa tiene su sede en Dinamarca y sus instalaciones de producción en China, con alrededor de 2.200 empleados y una red de más de 400 proveedores de servicios.

«Al aprovechar la tecnología y la innovación, queremos crear una nueva plataforma de crecimiento dentro de la cadena de frío. Espero dar la bienvenida a MCI ya que estoy muy impresionado por los resultados y la innovación de la empresa. Estoy convencido de que al combinar el talento y las tecnologías de MCI con nuestro negocio global de refrigeración crearemos juntos un futuro apasionante como socio clave para nuestros clientes» dijo Mai Boliang, Presidente y CEO de CIMC.

Las fábricas chinas representan ahora más del 96% de los contenedores de carga seca del mundo y el 100% de los contenedores refrigerados del mundo. Por lo que China ha obtenido prácticamente el monopolio del mercado.

Relacionadas: Maersk podría vender su unidad de fabricación de contenedores reefer MCI