Maersk potencia su estrategia de transporte de carga aérea

Los transportistas podrían desviar la capacidad de Asia-Europa al transpacífico para perseguir precios más altos.

El Transporte de carga aérea es en la actualidad un elemento crucial para potenciar la flexibilidad y agilidad de las cadenas de suministro mundiales. Esto se debe principalmente a que las empresas realizar más fácilmente envíos que deban ser entregados en un plazo corto de tiempo y proporciona diversas opciones para la carga de gran valor.

Por ello, con la intención de reforzar sus servicios, Maersk comprará Senator International, un transitario alemán de renombre a nivel internacional con una potente oferta en el ámbito de la carga aérea, que opera en Europa, Asia, Sudáfrica y América. Actualmente, ofrece 19 vuelos semanales con su propia red, pero su adhesión al grupo danés le permitirá ampliar su capacidad, tanto en el mercado de la carga aérea como en otros modos de transporte.

El precio final de la transacción, que está previsto que se cierre en el primer semestre de 2022, se sitúa en torno a los US$ 644 millones de dólares. Con ello, Maersk busca gestionar a través de su propia red aproximadamente un tercio de su tonelaje anual transportado por vía aérea.

También ampliará su flota de aviones, con tres Boeing 767-300 alquilados que empezarán a operar en 2022 y dos de Boeing 777F de nueva construcción que se entregarán en 2024. Para gestionar esta capacidad añadida, cuenta con la aerolínea Star Air, perteneciente al grupo, que se convertirá en un vehículo clave para respaldar su oferta.

A nivel de sostenibilidad, la intención del grupo respecto al segmento del transporte aéreo es similar a la del transporte marítimo, pues ya está iniciando colaboraciones con operadores que ofrecen soluciones basadas en SAF. También se ha comprometido a explorar el uso de combustibles neutros en carbono para la flota de aviones operada por Star Air.

Tecnología para el sector aéreo

Portel Logistic Technologies, activará durante el presente mes de noviembre su plan piloto con datos reales del desarrollo informático que permitirá la gestión de la plataforma tecnológica para la carga aérea de Aena. Las primeras aplicaciones del cargo community system (CCS) estarán disponibles para los operadores en todos los aeropuertos de la red del gestor aeroportuario al mismo tiempo.

Según dio a conocer Aena, las pruebas se realizarán con empresas presentes tanto en Madrid (Barajas) como en Barcelona (El Prat). La empresa inició en marzo de este año los trabajos de desarrollo informático de las aplicaciones, mes en el que Aena adjudicó el contrato para estas actividades y, según ha confirmado el gestor aeroportuario, en este momento se está finalizando el desarrollo de los primeros aplicativos.

Relacionada: Seguridad, sostenibilidad y modernización: Las claves para la recuperación de la carga aérea