Maersk instala su sede latinoamericana en Panamá

Maersk Essen perdiendo alrededor de 750 cajas por la borda en una tormenta el pasado 16 de enero.

Es definitivo. Todas las empresas pertenecientes al grupo Maersk tienen ahora su sede latinoamericana en Panamá, después de que el grupo decidiera instalarse en ese país del centro del continente para establecer mayor y mejor cercanía con sus clientes de la región, y para operar de forma más eficiente en temas logísticos y de conectividad global.

Así, Maersk, Sealand, Hamburg Sud, APM Terminals, Svitzer y Twill, con un total de 500 empleados, entre las diferentes marcas, de más de 30 nacionalidades diferentes, estarán instalados desde ahora en Panamá. La naviera explicó que su objetivo es continuar brindando a sus clientes mejores servicios de logística de extremo a extremo.

Asimismo, pretende consolidar una sólida colaboración de las marcas del grupo, aprovechando la ubicación estratégica de Panamá para satisfacer las necesidades de sus clientes en América Latina, entendiendo que Maersk tiene una larga historia de colaboración con el país centroamericano.

Lo anterior se debe a que es la primera empresa en calificar para Visa de Personal Permanente de SEM y por aprovechar al máximo los beneficios del país como sede regional. Maersk Line abrió su propia oficina en Panamá hace 30 años, y desde entonces ha seguido creciendo y, en los últimos cinco años, desarrollándose como operador logístico.

En otro tema relacionado con el medioambiente, la naviera en su estrategia de descarbonización, anunció que ordenará este año un buque alimentado por metanol de 2.000 TEUs para comenzar a operar en 2023, además de confirmar que todos sus futuros buques tendrán instalada la tecnología de combustible dual.

La información la entregó el CEO de A.P. Moller – Maersk, Soren Skou, quien dijo que «la ambición de Maersk es liderar el camino en la descarbonización de la logística global. Nuestros clientes esperan que les ayudemos a descarbonizar sus cadenas de suministro globales, y estamos aceptando el desafío, trabajando en la soluciones técnicas y de seguridad inherentes a los combustibles neutros en carbono que necesitamos en el futuro».

Relacionada: Maersk invierte US$3.6 mil millones para adquirir LF Logistics y acelera transformación