Maersk anticipa nuevos retrasos en transporte de carga mundial

Maersk ha evitado nuevas órdenes últimamente y ha evitado ir por el camino alimentado por GNL de muchas empresas de su competencia.

La empresa de transporte marítimo de contenedores A.P. Moller-Maersk advirtió a sus clientes que aún tiene problemas para transportar mercancías por todo el mundo. Esto se debe a que la descongestión de la cadena de suministro está tardando más de lo que la empresa danesa esperaba.

De hecho, según reitera Reuters en su publicación, la pandemia provocó escasez de buques portacontenedores y atascos en los puertos en un momento de gran gasto en consumo. Esto significa que cientos de buques portacontenedores están inactivos fuera de los puertos. «Desgraciadamente, 2022 no ha empezado como esperábamos», dijo Maersk en un aviso publicado en su página web.

Los mayores tiempos de espera para que los portacontenedores descarguen o recojan cargas se dieron en la costa oeste de Estados Unidos. Actualmente, el tiempo de espera en el puerto de Long Beach, en Los Ángeles, es de entre 38 y 45 días, dijo Maersk.

«La pandemia sigue en marcha y, por desgracia, estamos viendo nuevos brotes que afectan a nuestra capacidad de mover su carga«, dijo. Añadió que espera que «las limitaciones continúen durante algún tiempo todavía». Sin embargo, señaló que recientemente se produjo una disminución en el norte de Europa. Se esperaba que el puerto de Amberes, en Bélgica, redujera la espera a unos dos días esta semana, frente a los 10 días de la semana anterior.

Aumento de tarifas y cambio de estrategia

Los problemas del transporte marítimo para atender toda la demanda, con grandes puertos congestionados y crisis como la que provocó el buque Ever Given en el canal de Suez, están haciendo que muchas empresas opten por pagar más y embarcar su mercancía en avión. Una opción a la que suelen recurrir sectores que manejan productos que tienen que estar en el mercado en un plazo corto de tiempo. 

El coste de enviar carga aérea desde los principales aeropuertos de Asia se ha duplicado en los últimos seis meses, coincidiendo con la crisis y el encarecimiento del transporte marítimo, según los datos del índice Baltic Exchange. «A finales del pasado mes de junio, traer un kilo de mercancía desde Shanghái a Europa costaba 4 dólaresHoy cuesta más de 9″, finalizó.

Relacionada: Rutas marítimas desde Asia siguen sintiendo efectos de la congestión global