Los desafíos de la logística para el 2021 por Rodrigo Valdés de CamiónGO

¿Qué duda cabe? El año 2020 fue complicado en materia sanitaria y económica. Si bien la logística curiosamente ha sido uno de los rubros menos afectados, ya que el mundo debe mantenerse en movimiento, las consecuencias no han sido menores. Los cambios que se aceleraron son brutales en cuanto a comercio electrónico, digitalización y optimización de la cadena de suministros, por ejemplo.

¿Pero qué ocurrirá en la logística en 2021? Sin duda todo será una consecuencia de lo ocurrido el 2020. El Covid-19 es una realidad que nos mantendrá alertas por toda esta nueva temporada. Los desafíos logísticos de movilizar millones de dosis de vacunas por el mundo y su respectivo cuidado de una correcta cadena de frío serán vitales. Se trata de una operación mundial que ya comenzó.

La economía de las Pymes; grandes empresas y de la logística, en general, ojalá comiencen un repunte. Un escenario globalizado complicado no es auspicioso, aunque los indicadores hablan de una fuerte recuperación China, lo que en el caso de Latinoamérica tendría buenas consecuencias en cuanto a un aumento del PIB de nuestras naciones. Ahora, aquello no descarta que hayamos retrocedido por lo menos 10 años en cuanto a crecimiento económico según cifras del BID y otras entidades.

Si bien, como decía antes, la logística es uno de los sectores menos afectados, sus daños, igualmente, son contundentes. Desde el ámbito naviero hasta el transporte de carga terrestre. La logística ha demostrado ser indispensable, lo que ha desarrollado un fuerte crecimiento del e-commerce; la última milla y la transformación de muchas bodegas en tiendas oscuras.

En cuanto a la alimentación y el abastecimiento, la logística ha sido clave. Se ha hecho más necesario, por ejemplo, el control de flotas y el ahorro de combustible. Y es que a pesar del confinamiento la mayoría de las y los ciudadanos de nuestras naciones contaron con los recursos necesarios en supermercados y tiendas.

Ha sido un año duro, pero todo cisma tiene oportunidades. Siempre hay nuevos retos que cubrir. El comercio electrónico y la digitalización de procesos se intensificaron en la logística mundial. Dimos un salto de por lo menos cinco años. Hay una nueva forma de comprar y adquirir bienes de consumo. Retiros en tiendas y otras alternativas ya son una realidad.

La tecnología es indispensable para potenciar la adaptación al cambio. Se trata de un proceso que resulta fundamental. Las empresas deben estar atentas a dar esos saltos. Es preciso darse cuenta de los momentos que se viven y hacer los ajustes necesarios para mantenerse competitivos. La estrategia, sin duda, será protagonista.

Este 2021 nos invita a buscar nuevos horizontes y oportunidades. Es que las oportunidades siempre están ahí. Es cosa de buscar… a veces no todo implica grandes recursos, sino más bien gestión. Es más, muchos avances o implementaciones digitales en una cadena de suministros o en el transporte de carga, pueden ser más económicos de lo que uno cree…

Por Rodrigo Valdés, Gerente General de CamiónGO

www.camiongo.com

marketing@camiongo.com

*Las opiniones son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de MasContainer.

MasContainer Radio

 

Ever Given y Avería Gruesa en Análisis de la Semana

Rescate y Remolque de buque a la deriva en Noruega

¿Qué es y para qué sirve un TMS?