Logística de almacenes, en qué consiste y cómo beneficia 

Centro de Almacenaje Logístico

La eficiencia y competitividad en la industria logística se basa en el orden y rapidez. Una correcta distribución de tareas y un adecuado control de procesos marcan la diferencia. La empresa de producción ideal podría prescindir teóricamente de los almacenes, pero en la vida real son esenciales para recibir y almacenar las existencias.

Los inventarios temporales son necesarios para garantizar el buen funcionamiento de la producción. La logística de almacenes es un instrumento para optimizar el almacenamiento, el acopio y el movimiento de materiales. El objetivo de la logística de almacenes es optimizar el almacenamiento y la recuperación de las mercancías.

Según publica CEUPE Magazine, por almacén se entiende el lugar donde se llevan a cabo las siguientes operaciones:

El almacenamiento no es necesario si estas actividades pueden realizarse directamente en el lugar de trabajo. Desde los años 70, ha habido ejemplos de organización de la producción en los que los flujos de entrada y salida se han ajustado de manera que ya no es necesario el almacenamiento y la acumulación, aunque hoy en día son poco frecuentes.

La logística sirve para minimizar los costes de almacenamiento y distribución de los bienes materiales. Se considera que la gestión de los almacenes es eficaz si se logran los siguientes objetivos, entre otros:

El principal reto es mejorar continuamente la eficiencia económica de todo el ciclo de producción. Para esto, se recomiendan las siguientes medidas para la organización de los flujos del almacén:

Las decisiones finales para cada uno de los ámbitos mencionados se toman tras analizar los resultados preliminares. El sector del almacenamiento necesita mejorar continuamente.

Relacionada: Almacenamiento frigorífico amenazado por mayores costos energéticos