Leticia Astudillo y los Smart Ports: “Esta tecnología ayudará a hacer más eficiente lo que ya se tiene”

Hablar de Smart Ports es adaptarse a nuevas plataformas tecnológicas para mejorar y modernizar cada uno de los procesos del transporte marítimo de carga y aumentar la eficiencia logística en los terminales portuarios para que el paso de contenedores sean lo más rápidos y productivos posible.

Leticia Astudillo y los Smart Ports: “Esta tecnología ayudará a hacer más eficiente lo que ya se tiene” (Foto MasContainer / Claudio Díaz)
Leticia Astudillo y los Smart Ports: “Esta tecnología ayudará a hacer más eficiente lo que ya se tiene” (Foto: MasContainer / Claudio Díaz)

Wonderware estableció que, para que un puerto pueda transformarse en un Smart Ports, debe considerar necesariamente cinco pasos previos en tecnología, logística y digitalización:

  • Una plataforma tecnológica de tiempo real, que estandarice e integre los distintos sistemas que forman parte de un puerto.
  • Disponer de un centro de control de operaciones, con todos los sistemas integrados.
  • Digitalización e intercambio de información entre todos los que son parte del proceso productivo.
  • Geo-localización e integración en la plataforma de tiempo real de los Assets distribuidos del puerto.
  • Análisis de los datos en tiempo real para la transformación de Big Data en información relevante.

Al respecto, MasContainer conversó con Leticia Astudillo, quien es ingeniera y experta en Tecnología Aplicada a los Smart Ports a nivel mundial y Principal Consultants de Drewry Shipping. La profesional nos comentó sobre los beneficios que implica reinventarse hacia la adaptación de puertos inteligentes

¿Qué entendemos por Smart Ports o Puertos Inteligentes?

Smart Port es una de las tantas palabras nuevas que se utilizan en el mundo de la tecnología. La claves es adaptarse y estar abiertos a la innovación, para definir cuál son los potenciales problemas en el puerto y cuáles son sus eventuales herramientas digitales que puedan ayudar a su solución.

Es importante decir que no hay una solución única para todos los puertos. Es cierto que existe un auge en la automatización, pero no todos tienen que hacerlo porque esto no garantiza en todos el éxito, pues todo depende de la necesidad de cada puerto.

En definitiva, Smart Port es un recinto que está abierto a las opciones que hay, identifica sus propios problemas, innova, experimenta y usa la tecnología disponible para solucionar sus propios desafíos. La solución puede ser variada como adaptarse a la automatización, compartir datos, generar nuevas líneas de ingreso, mantenimientos eficientes, complemento de  Big Data, entre otras.

¿Actualmente existen terminales que con sus operaciones puedan ser considerados como en propiedad como un Smart Ports?

La verdad es que no hay un puerto en particular que hoy sea un Smart Ports como tal. Sin embargo, el Puerto de Rotterdam en los Países Bajos es muy activo, no sólo en las iniciativas que implementan, sino que también porque las hacen saber al mundo, publicando informativos con resúmenes de tendencias. Con esto, se posicionan estratégicamente para que todos lo consideren un “puerto inteligente”. Ahora bien, en Latinoamérica sabemos que existe esta tecnología en los accesos de algunos recintos, pero aún no vemos que haya terminales que tengan plataformas de innovación como las que operan en Rotterdam.

¿Una buena alternativa puede ser el Puerto a Gran Escala de San Antonio?

Es relativo saber hoy cómo terminará todo al tener un puerto semiautomatizado como se piensa en San Antonio, decimos que es relativo porque se sabe que esta plataforma de cambio no siempre entrega los resultados esperados. En el caso de San Antonio, se espera que sea más eficiente, con menos tiempos de fallos y más seguro al tener menos personas involucradas en trabajos en patio y muelle.

Por contrapartida, hay casos decepcionantes en la rapidez de manipulación al no aumentar lo esperado. No digo que la automatización no sea una buena alternativa, digo que cuando los procesos son malos, entonces la automatización es mala. Creemos que esta tecnología no es la solución para todo pero sí es necesaria en algunos casos.

Entonces ¿Cuáles son los beneficios reales de un Smart Ports para la logística y comercio exterior?

El operador logístico obtendrá datos de ETD (Estimated time of departure) ETA (Estimated time of arrival) en tiempo real, esto le permitirá elegir una óptima cadena de suministros en cada momento que sea requerida, actualizando datos siempre de forma dinámica y eficiente. Entendamos que un Smart Ports es un puerto conectado a sus propios sistemas, al mundo exterior, a la cadena de suministros y en el futuro a otros puertos.

Entonces, el principal beneficio es que todos los datos del contenedor y del buque serán en tiempo real, de manera tal que el operador logístico sabrá inmediatamente si la carga llegará y en qué momento lo hará para habilitar el muelle. Por otro lado, saber la ruta del barco permite conseguir más capacidad, maximizando la infraestructura y ayudando a la cadena logística para saber qué decisión es la más adecuada.

¿Cuál es la realidad de Chile en cuanto a la factibilidad de contar con puertos inteligentes?

Chile tiene un rango de puertos que satisface sus necesidades actuales. Está bien crecer y pensar en desarrollarse en automatización como San Antonio, pero es importante entender los problemas de un puerto antes de expandirse sin sentido. Creemos mucho en la implementación de pequeñas medidas que ayuden a ser más eficiente lo que ya se tiene, sin hacer una gran inversión.

Luego de los Smart Ports ¿existe un siguiente paso en avances tecnológicos para el comercio marítimo?

Ciertamente. El siguiente paso será la conexión global, entendiendo que nunca se terminará el proceso de los Smart Ports. Todas las iniciativas que hacen al puerto más eficiente habría que compartirlas de manera optimizada con otra comunidad Smart Ports. El reto sin duda es alto y representa la estandarización, pues todos terminan haciendo lo que más les conviene, pero deben terminar necesariamente comunicándose con los demás destinos.

La estandarización no es un paso sencillo debido a que deben compartir datos con el “rival” en un espíritu de transparencia. Por ejemplo, todos sabrán quién es o no eficiente y cuáles son los tiempos de atraque de cada barco, sin tomar en cuenta la problemática de los ciberataques que podrían afectar la seguridad.

¿Cuán importante es la capacitación de los recursos humanos dentro del proceso de automatización portuaria?

Es clave. Definitivamente debe existir una formación porque hay nuevos roles, la persona ya no estará físicamente en el patio, pero deberán mirar otras métricas, otros parámetros y tendrá que detectar otros problemas. Son nuevas habilidades que debe desarrollar y se deberán capacitar como sucede en todos los puertos que han iniciado su paso hacia la automatización. Es una nueva sabiduría que se añade, al conocimiento que ya tiene el trabajador de puerto.          

Por Claudio Díaz cdiaz@mascontainer.com