Latinoamérica: FMI y Cepal proyectan negativo panorama en ingresos

El Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI)Alejandro Werner, adelantó que la pandemia provocará un retroceso de 10 años en el nivel de ingreso de América Latina y que las demoras en el ritmo de vacunación ralentizará la velocidad de esa recuperación que venía experimentando la región tras un fatídico primer trimestre de 2020.

Según FMI y Cepal, la región va a requerir que en el ámbito fiscal se tomen medidas importantes para fortalecer las finanzas públicas.
Según FMI y Cepal, la región va a requerir que en el ámbito fiscal se tomen medidas importantes para fortalecer las finanzas públicas.

«Como dijimos durante las Reuniones de Primavera, América Latina se empezó a recuperar de la caída tan importante que sufrió durante el primer trimestre de la pandemia ya durante la segunda mitad del año 2020. Y esa recuperación esperamos que continúe en 2021«, indicó Werner.

Sin embargo, reconoció que los retrasos en las campañas de vacunación comenzaron a restar sobre ese camino ascendente, y eso ha generado que tal vez la primera mitad del año sea menos dinámica de lo pensado.

Para Werner, «dado que la caída en el año 2020 fue de alrededor de 7%, todavía vamos a estar por debajo del nivel que se tenía antes de la pandemia. Por lo tanto, se van a acumular rezagos en el área social, en el área de pobreza, una situación que ya no era buena».

En ese sentido, el FMI estima que «el nivel de ingreso per cápita en 2025 probablemente sea similar al que veíamos en 2015, lo que muestra también un problema de agudización de la pobreza, de deterioro en la distribución del ingreso».

Para el funcionario que el próximo 8 de agosto deja su cargo en el organismo, este contexto despierta un gran reto: «Enfrentar tanto el tema de crecimiento, porque sin crecimiento económico es difícil establecer un contexto en el cual esos indicadores sociales puedan mejorar«.

Al respecto, y en declaraciones a Diálogo a Fondo, blog latinoamericano del organismo internacional, Werner dijo que, «la región va a requerir que en el ámbito fiscal y financiero se tomen medidas importantes para fortalecer las finanzas públicas. En la medida que la economía se vaya normalizando, también habrá que normalizar las finanzas públicas«.

En línea con el pronóstico sombrío de Werner, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ya desde el año pasado advertía sobre «la nueva década perdida».

En un informe se plantea que la caída en la actividad económica será de tal magnitud que llevará a que el nivel del PIB per cápita de América Latina y el Caribe sea similar al observado en 2010, es decir, que registre un retroceso de 10 años en los niveles de ingreso por habitante.

Generación de energía eólica mantiene a Chile como uno de los líder en Latinoamérica