Las próximas décadas de la logística serán más automatizadas

En la actual figura laboral, resulta imprescindible comprender el potencial de las nuevas tecnologías para transformar la logística así como la velocidad con la que se impondrán esos cambios. En el futuro está claro que, aunque aumenta la velocidad con que se van incorporando los cambios, la transformación digital completa de la logística será un viaje de varias décadas.

Esto es clave para mejorar las cadenas de suministro de modo que podamos cubrir las demandas emergentes de los clientes. La gestión de talentos es un factor determinante que aplica un enfoque holístico para integrar múltiples elementos, como la tecnología, seguridad y salud, sustentabilidad y diversidad en un mismo lugar de trabajo.

El informe de tendencias de DHL, sobre el Futuro del Trabajo en Logística, presenta dos futuros posibles: uno aumentado por la tecnología, y otro automatizado por esta. Además incluye consideraciones prácticas para calibrar la implementación de ambas al tiempo que lideramos el cambio que se está produciendo actualmente.

DHL apunta hacia un futuro en el que se implementan algunos aspectos de los conceptos aumentados y automatizados, en su mayoría en estos seis segmentos de la cadena de suministro: operaciones de almacenamiento, transporte de largas distancias, reparto de última milla, tareas administrativas, atención al cliente y planificación de la cadena de suministro.

“Sabemos que la transformación digital de la logística no se producirá de la noche a la mañana, pero sí es cierto que ahora nos encontramos en un punto álgido. La escalación de la transformación digital es un proceso dirigido por las personas y acelerado por la tecnología. En ese sentido, debemos prepararnos para las realidades del futuro aumentado y automatizado que se nos presentan hoy en día, y habilitar a los empleados para que puedan jugar un rol determinante en ese futuro del trabajo en el contexto de su organización”, explica Klaus Dohrmann, Vice President Innovation Europe & Trend Research, DHL Customer Solutions & Innovation.

Con la ayuda de la tecnología de aumentación, algunos empleados como, por ejemplo, los especialistas de almacén y los couriers podrán realizar sus tareas de manera más rápida, segura y con menos esfuerzo físico y mental gracias a las nuevas tecnologías inteligentes. También se reducirá el espacio de trabajo dedicado a oficinas, lo cual nos permitirá asignar más espacio inmobiliario a funciones logísticas como el almacenamiento, ya que la tecnología permite al personal de oficinas la posibilidad de teletrabajar.

Con la tecnología de automatización, las máquinas y los robots colaborativos podrán realizar tareas operativas con eficiencia en todo momento y con un margen de error escaso o nulo, asegurando la continuidad, la optimización y la expansión de un sector logístico plenamente digitalizado. También veremos un desplazamiento del personal hacia tareas dedicadas a asegurar la operatividad de la cadena de suministro, como los equipos de mantenimiento y de optimización.

Las tecnologías de aumentación y de automatización comportan sus propias ventajas y desafíos así que, al introducirlas, DHL no espera que ninguno de estos dos conceptos se integre plenamente, al menos, no en los próximos 10 a 20 años.

Como cualquier proceso de transformación a gran escala, ese cambio hacia el Futuro del Trabajo en el ámbito de la logística requerirá una planificación meticulosa, una gestión activa, comunicación abierta, un liderazgo inspiracional y pragmático así como unos enfoques novedosos. Estos elementos pueden resumirse en tres claves básicas para el éxito:

  • Nuevos roles y estilos de liderazgo
  • Nuevas vías de aprendizaje y desarrollo
  • Nuevos modelos y entornos de trabajo.

“Somos una empresa basada en las personas”, resume Jana Koch, Partner y Managing Director de DHL Consulting. “El valor de nuestros servicios y de nuestro negocio reside en nuestra gente, así que es imprescindible que impliquemos a todo el mundo en este viaje hacia la digitalización. Cada persona cuenta en este proceso”.

Es importante que los líderes impliquen a los empleados y los conviertan en partícipes activos del cambio. Con ello estarán fomentando un entorno de preparación y adaptación, y allanarán el camino para que los empleados prosperen en la empresa mediante medidas de retención y cualificación. Por tanto, el sector logístico debe comunicarse y colaborar con las instituciones públicas, organizaciones de la sociedad y con otros sectores para lograr cultivar los talentos existentes.

Relacionada: Desafíos de la digitalización y la omnicanalidad en el Retail