La tecnología será el motor de arranque para el retail

Las tiendas físicas continúan siendo el punto de venta favorito para el 34% de los españoles, según indica el estudio «La tienda del futuro en España» realizado por la empresa Axis Communications.

Dado lo anterior, es que la tecnología será el motor de arranque del sector retail para 2021, siendo el probador el lugar que más cambios tendrá a lo largo del año.

En este sentido, el 28% de los españoles espera la virtualización de estos espacios a través de escáneres morfológicos y espejos interactivos que faciliten el proceso de compra a los usuarios.

De modo que, los compradores no tendrán que salir del probador para cambiar el color o talla de una prenda, e incluso en algunos casos ni siquiera tendrán que probarse la ropa.

También los clientes exigen servicios de pago innovadores, como son las cajas registradoras móviles, robots o dependientes equipados con tablets para realizar cobros en cualquier lugar dentro de la tienda.

La conectividad de las tiendas, es otro aspecto que los consumidores esperan que cambie con la integración de nuevos sistemas tecnológicos diseñados para optimizar el proceso de compra.

“De igual forma que la digitalización ha impulsado otros sectores, este año será el momento en el que el comercio tradicional utilice la tecnología para sacar su máximo potencial. De hecho, según nuestros datos, casi la mitad de los españoles espera que en el futuro se impulse la conectividad de las tiendas”, señala Alberto Alonso, responsable de desarrollo de negocio de Retail para el territorio de Iberia en Axis Communications.

Si bien el avance de la tecnología es importante, pero no tanto como para olvidar su impacto en el medio ambiente. Por ello, el sector retail o comercio físico del futuro debe basar su estrategia de crecimiento y de desarrollo de líneas de productos en el concepto de sostenibilidad.

Por su parte, el comercio online también tiene que cumplir con unos estándares muy exigentes. Por ello, Amazon ha anunciado que entregará pedidos en tan sólo dos horas.

Por regla general, los clientes suelen esperar toda la mañana o la tarde a que el repartidor llegue a su hogar con los artículos pedidos, es más la franja horaria que aporta el operador suele ser amplia.

“La implantación de nuevas herramientas tecnológicas hará que el comercio físico tradicional sea mucho más atractivo para los consumidores, al mismo tiempo que se convierte el proceso de compra en una experiencia plena y satisfactoria para cada cliente. En definitiva, la tendencia predominante de cara al año que viene será la de desarrollar tiendas tecnológicas, sostenibles y centradas en el bienestar del consumidor”, concluye Alonso.