La tecnología que ofrece procesos eficientes en la logística para gestión de inventario y mano de obra

El mundo logístico está viviendo una revolución en sus flujos de trabajo producto de la alta demanda del consumidor actual. Hoy, el almacenamiento es el pilar fundamental en las cadenas de suministro ya que permite organizar todas las etapas del proceso, desde la recepción del pedido hasta el despacho.

Sin duda, la tecnología ha sido fundamental para agilizar los procesos logísticos. El mercado se ha visto en la obligación de adaptar e incorporar constantemente nuevas funcionalidades alineadas con los avances tecnológicos del rubro con el fin de cumplir con las nuevas exigencias del cliente.

Un sistema de gestión en la actualidad es altamente eficiente para la industria ya que busca solucionar la problemática de los centros de distribución a través de dispositivos de radiofrecuencia que se conectan con una plataforma flexible que administra y organiza todos los procesos del almacén.

Soluciones de gestión de almacenes como WMSTek permiten obtener registros instantáneos de cualquier etapa del almacén, generando índices de gestión e indicadores de rendimiento y adaptándose a cualquier modelo de negocio e industria”, comenta Leonardo Navarrete, Gerente Comercial de STG Chile.

Ciertamente, la necesidad actual de los centros de distribución es contar con tecnologías adaptadas a las empresas a través de almacenamientos inteligentes que mejoren el flujo de trabajo en todos sus niveles sin importar el tamaño del negocio.

Rapidez y satisfacción inmediata

Los sistemas de gestión de almacenes se adaptan a cualquier ERP a través de interfaces de datos que mejoran la operación de las bodegas y centros de distribución, identificando inmediatamente los productos almacenados, generando con máxima rapidez y control el orden de llegada y salida de los pedidos.

Asimismo, esta tecnología permite tener un completo dashboard que visualiza todos los datos necesarios para supervisar la operación de inicio a fin. “Esto también facilita la gestión de la mano de obra requerida para satisfacer las operaciones gracias a su visualización y administración de tareas, estadísticas y trazabilidad de movimientos para la toma de decisiones tanto reactivas como proactivas”, detalla Navarrete.

Desde la centralización y control de procesos, exactitud en el inventario, rutas óptimas, rapidez, trazabilidad y productividad, la tecnología es un aliado eficaz para cualquier proceso de gestión sin importar donde estés.

“Las empresas actuales están adaptándose a procesos cada vez más eficientes. Ante este escenario, es fundamental mejorar la utilización del espacio en bodega, hacer más amigable la gestión al permitir la clasificación y el orden de las columnas y lograr que todo esto se realice de manera escalable”, afirma Navarrete.

Diferenciación y productividad

Los sistemas de gestión de almacenes tienen la capacidad de mejorar los niveles de servicios, sincronizar en tiempo real el almacén con la cadena de suministro, utilizando de forma más eficiente cada espacio de la bodega y de esta forma le da un mejor uso a cada equipo de trabajo.

“Sin duda, implementar este sistema contribuye a la agilidad de las cadenas de suministro ya que brinda eficacia y ergonomía en la mano de obra, teniendo un acceso apropiado a las mercancías y protegiéndolas. Además, ayuda a disminuir considerablemente los errores en las diferentes fases del proceso y ayuda a tomar decisiones ágiles y fundamentadas”, detalla Navarrete.

Hoy en día las tecnologías ayudan a las compañías a ser más resilientes, por lo que digitalizar la operación y procesos será clave para la labor de los centros de distribución de hoy y del mañana.

Relacionada: Pandemia: Alta demanda acelera mejoras en centros de almacenaje