La importancia de gestionar de buena forma mi flota por Rodrigo Valdés de CamiónGO

En los últimos años se ha tomado mucha relevancia la palabra “gestión”. Es recurrente escuchar, por ejemplo, “la importancia de gestionar procesos”. En ese caso hablaremos de lo que a mi juicio es un tema importante en el transporte de carga terrestre… la gestión correcta de una flota de camiones.

Gestionar o configurar una flota tiene una serie de beneficios que, muchas veces, desconocen hasta los propios transportistas.

Para la RAE gestionar es “ocuparse de la administración y funcionamiento de una empresa o actividad”. En este caso nos ocuparemos de la gestión de una actividad como el transporte de carga terrestre. Entonces, ¿cómo gestionar de buena forma una flota?

Un artículo y trabajo de la Universidad de Sevilla, señala que  “la planificación y gestión de las operaciones en empresas con una flota de vehículos tiene como objetivo cumplir con los servicios ofertados al cliente a mínimo coste de operación.»

Agrega que es necesario «coordinar todos los recursos disponibles (humanos y materiales) para cumplir las relaciones contractuales de los servicios al cliente (fechas de entrega, productos, seguridad), todo ello con unos ciertos criterios económicos para la empresa.”

Las decisiones se pueden agrupar en dos tipos:

.- Decisiones estratégicas: a medio plazo, como pueden ser: el dimensionado de la flota para ajustar oferta y demanda, el diseño de las zonas o rutas fijas de reparto/recogida, el cálculo de horarios fijos de rutas y el dimensionado de la estructura de personal necesaria, entre otras.

.- Decisiones tácticas u operativas a corto plazo para organizar los recursos necesarios a los servicios, como pueden ser: el reparto de pedidos entre los vehículos disponibles, la distribución de la carga en cada vehículo, el diseño de la ruta dinámica de reparto/recogida, el cálculo de las jornadas diarias, la asignación de conductores a cada jornada de trabajo.

Teniendo en cuenta aquello, cada tipo de empresa de transporte tiene sus propias características de operación, por lo que es habitual encontrarse con estudios independientes por sectores (transporte de pasajeros) o por tipos de problemas (problemas de rutas de vehículos). Sin embargo, varias actividades son comunes a todas ellas, como el diseño de rutas o la asignación de conductores.

Covid-19: Transporte de carga y aumento del e-commerce por Rodrigo Valdés de CamiónGO

En el texto de la Universidad de Sevilla se señalan algunas de las actividades comunes en cualquier empresa de transporte ordenadas por etapas:

 .-Etapa 1:

Diseño o cálculo de rutas eficientes. Para realizar un mejor uso de los vehículos que componen la flota y de los conductores, mejorando la eficiencia operativa, se pueden diseñar rutas de transporte de mínimo recorrido, coste o tiempo.

.-Etapa 2:

Planificación de la oferta Cálculo de los vehículos necesarios para satisfacer la demanda y los horarios. Se debe realizar una gestión eficiente de conductores y de reparto de las cargas de los vehículos.

.-Etapa 3:

Planificación de los servicios Cálculo de las jornadas de trabajo (servicio) que debe realizar un único conductor, cumpliendo condiciones de convenio.

.- Etapa 4:

Planificación del personal Asignación de cada conductor a cada jornada de trabajo, cumpliendo las condiciones contractuales.

.– Etapa 5:

Gestión de la operación Actividades de administración y control sobre la actividad del transporte, las entregas y recogidas, seguimiento de la flota, de las incidencias, etc.

Otras consideraciones

Otras consideraciones a tener en cuenta son las relacionadas con las legislaciones vigentes en materia de transporte de cada país. «Al diseñar un plan de gestión eficiente de flotas es imperativo considerar las legislaciones vigentes, ya que éstas pueden señalar restricciones importantes, tales como límites de velocidad de los vehículos, capacidad máxima en peso o volumen, horarios de circulación por determinadas zonas, tiempos máximos de circulación, entre otras.»

La gestión de flotas o la configuración correcta de éstas tienen una serie de beneficios. En CamiónGO junto a nuestra alianza con Giro Limpio hemos realizados numerosos webinars en los que hemos tratado estos temas. Entre los principales beneficios destacan los costos y tiempos para una determinada empresa.

En términos de eficiencia energética, los principales factores al momento de elegir un camión nuevo, son la potencia del motor, la carga a movilizar y las pendientes de las rutas que este deberá abordar en sus operaciones. Por ejemplo  hay empresas que utilizan camiones con motores sobredimensionados para la labor que necesitan cumplir con el consecuente gasto excesivo de combustible.

Ahora, sabido es que para gestionar es importante medir. Pero ¿cómo lo hago?. Para ello existen una serie de software como los denominados TMS. Pero eso da para otra columna y lo profundizaremos en una próxima oportunidad. Lo importante es que si tienes la inquietud de informarte de estos temas te contactes con profesionales en la materia.

Por Rodrigo Valdés, Gerente General de CamiónGO

www.camiongo.com

marketing@camiongo.com

*Las opiniones son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de MasContainer.

MasContainer Radio

 

Ever Given y Avería Gruesa en Análisis de la Semana

Rescate y Remolque de buque a la deriva en Noruega

¿Qué es y para qué sirve un TMS?