La hiperespecialización, el desafío logístico que se aproxima

En una tendencia que comienza a consolidarse, la hiperespecialización es para muchos el próximo gran reto de la logística, así lo consideró el presidente de UNO Logística, Francisco Aranda, al exponer frente a los medios de comunicación y distintos actores del sector, durante su intervención en las recientes jornadas  denominadas “Logística farmacéutica: tendencias de un sector en expansión”.

En efecto, la Organización Empresarial de Logística y Transporte de España UNO se encargó de llevar a cabo este miércoles, en la ciudad de Zaragoza, dicho encuentro con representantes de la industria, que quieren conocer cuáles son los desafíos y tendencias que les esperan, en una rama tan particular como la farmacéutica.

“La hiperespecialización como el próximo gran reto de la logística; un reto en el que la logística farmacéutica tendrá un papel clave”, indicó el presidente de UNO, añadiendo que “se ha conseguido en poco tiempo que la mayor parte de los ciudadanos estén vacunados, y eso ha sido gracias a la industria farmacéutica”.

Sin olvidar sus elogiosas palabras para con la capital aragonesa, a la que calificó de “Sillicon Valley de la logística”, Aranda quiso hacer hincapié en lo fundamental de la labor de las empresas logísticas, de las que aseguró que supieron “gestionar esa distribución con seguridad, trazabilidad y sin romper la cadena de frio”.

Ya más cerca del final de las jornadas “Logística farmacéutica: tendencias de un sector en expansión”, se llevó a cabo un coloquio titulado “Los próximos retos de la logística farmacéutica”, en el que un panel de expertos profundizó las ideas manifestadas por los presentadores, en las que parece haber total coincidencia.

Logística y desafíos inmediatos

¿Es preciso sólo hablar de logística como concepto? Actualmente se habla de logística estratégica. Es decir, “supone la coordinación de distintas acciones y el aprovechamiento máximo de los recursos con los que cuenta una empresa para el desarrollo de sus procesos, integrando de este modo a las distintas dependencias que la componen. Su objetivo es optimizar la entrega y distribución de los productos.

Sin embargo, muchas empresas aún no entienden esta labor como un proceso estratégico y, peor aún, la relegan a un segundo plano. Olvidan que es un elemento fundamental para su actividad comercial, como es el caso de las compañías caracterizadas por un alto volumen de producción”. la logística estratégica es un proceso que marca la diferencia.

Lee más: Logística estratégica y los desafíos para marcar la diferencia