La contenedorización y el problema de los contenedores vacíos

Realizar una correcta reposición de contenedores vacíos es una ardua y difícil tarea que va de la mano con la operación diaria de una naviera o la contingencia internacional de algún evento que afecte las cadenas de suministro.

¿Qué es la gestión de contenedores vacíos?

La gestión de contenedores vacíos se encarga de reposicionar los contenedores que ya han sido descargados a un costo mínimo y al mismo tiempo satisfacer las demandas de las empresas que recurren a la contenedorización en sus operaciones y necesitan contenedores vacíos.

Debido a los desequilibrios en el comercio, algunas áreas tienen un excedente de contenedores vacíos, mientras que otras tienen escasez. Por lo tanto, los contenedores vacíos deben ser reposicionados globalmente para asegurarse de que haya suficientes disponibles en todas partes. Esto genera un flujo de contenedores vacíos entre remitentes, consignatarios, depósitos interiores, terminales y puertos.

Relacionadas: Navieras podrían declarar fuerza mayor y dejar contenedores reefer en otros puertos

¿Cuáles son las dimensiones de este problema de la contenedorización?

El desafío de la reposición de contenedores vacíos le cuesta a la industria del transporte de contenedores unos US$20 mil millones por año. Las nuevas empresas de tecnología se están centrando en buscar soluciones para resolver un problema que adquiere importantes dimensiones, como muestran los siguientes datos:

  • Aproximadamente un tercio de los contenedores oceánicos en circulación están vacíos.
  • El contenedor promedio pasa casi la mitad de su vida inactivo.
  • La mayoría de las rutas marítimas principales sufren desequilibrios comerciales sistémicos: más cargas fluyen desde áreas productoras como el sudeste asiático hacia regiones consumidoras como Norteamérica y Europa.
  • La mayoría de los costes provienen de la reubicación de contenedores vacíos ubicados a miles de kilómetros de su punto de origen.
  • Aunque no se puede evitar el costo de reubicación, sí que se puede aumentar la rentabilidad de la contenedorización, evitando alrededor del 30% del coste, que corresponde a ineficiencias.

Un ejemplo en cifras es que los dos puertos con mayor movimiento de TEUs en EE.UU. costa oeste tienen un porcentaje muy alto de vacíos versus full.

¿Cómo optimizar la contenedorización en lo que respecta a contenedores vacíos?

Una forma de detener el movimiento de contenedores vacíos es enviarlos directamente a la siguiente carga en lugar de enviarlos de vuelta a un depósito.

La tecnología está empezando a abordar el problema. Lanzado en 2017, Container xChange creó un mercado neutral en línea de contenedores vacíos que los miembros pueden usar para equiparar cargas y equipos de terceros para movimientos de contenedores de una sola vía.

Relacionadas: Coronavirus interrumpe reposición de contenedores reefer en Chile

Se trata de una plataforma que cubre más de 2.500 ubicaciones en todo el mundo y donde se puede interactuar con más de 200 compañías, tras firmar un acuerdo de intercambio multipartito que acelera el proceso de contratación, reduciéndolo a días o semanas.

Con xChange, los usuarios fijan las tarifas y términos de su acuerdo en cada caso. Además, establecen las condiciones que creen más oportunas, como el valor del contenedor y los planes de protección contra daños.

Aunque no es la única opción para optimizar la contenedorización. Otras compañías de tecnología también están abordando el problema. Se trata de nombres como:

  • InlandLinks, una herramienta que muestra los contenedores vacíos disponibles para usar desde su ubicación actual en lugar de mover el contenedor de nuevo a un depósito antes de enviarlo para una nueva carga.
  • Avantida, un servicio de triangulación que gestiona contenedores dentro de una empresa de transporte.

El uso de un contenedor de importación para ir directamente a su cliente de exportación sin tener que volver a la terminal es un avance para los planificadores y despachadores y hoy en día ya es posible.

El movimiento directo aumenta la rentabilidad de la contenedorización, al reducir ineficiencias. Se evitan con ello los tiempos de espera en los depósitos y terminales y se elimina el kilometraje innecesario de los camiones, reduciendo los costes de transporte y el impacto ambiental de los vehículos.

Fuente: EAE Retos en supply chain / supply chain dive / MasContainer