Kate Blumberg de ICCT y la importancia de un transporte no contaminante

Los avances y complicaciones que se han vivido durante estos meses son evidentes pero, aún así, el sector energía ha logrado seguir funcionando. En Chile puntualmente, incluso se han presentado un número importante de proyectos que están en desarrollo o en espera de ser aprobados para su puesta en marcha.

En concreto, son programas que están en etapa de evaluación y que dan cuenta de cómo el sector se ha ido adaptando inclusive en tiempos de pandemia. Además, demuestra cómo ha logrado dar pasos importantes en materia de energía renovables, elemento clave para logran en un futuro cercano las metas de carbono neutralidad.

El transporte eficiente y la electromovilidad, son una gran oportunidad para disminuir las emisiones de gases con efecto invernadero(GEI) en el sector y son un pilar fundamental en la ruta trazada para ser carbono neutrales en 2050. Es más, las medidas adoptadas por el Gobierno de Chile, apunta precisamente a este objetivo medioambiental.

Kate Blumberg, Senior Fellow at International Council on Clean Transportation (ICCT), en el conversatorio sobre electromovilidad organizado por el Ministerio de Energía de Chile, analizó la importancia de tener una red de vehículos no contaminantes en el país.

¿Qué oportunidades pueden entregar las energías renovables y especialmente el sector de la electromovilidad?

Los vehículos eléctricos, gracias a la red implementada en Chile, son mucho más limpios y con muchas menos emisiones de gases contaminantes. Casi no existen aquellos con emisiones GEI, contribuyendo a tener ciudades mucho más amigables en términos de salud. A eso hay que sumar que es un buen negocio, puesto que representa menos costos para el consumidor, menos tiempos de mantenimiento, son vehículos más cómodos y menos ruidosos. Otro beneficio que veo es que, un vehículo eléctrico que se fabrica hoy, luego será más limpio en el futuro debido a que existirán mejores redes que bajarán los índices de emisiones.

¿Qué se necesita para poder tener más casos de éxito en temas de electromovilidad?

Hay muchas cosas que se pueden hacer. Por ejemplo, mayores y mejores incentivos fiscales, como impuestos que se pueden disminuir para el sector electromovilidad, menos aranceles, más puntos de carga, importar más marcas, etc. Sin embargo, es cierto que el costo inicial en la actualidad sigue siendo muy alto en este sector. Sólo después estos costos van a ser bajos, por eso existen dificultades.

Una cosa que se puede hacer es incrementar el costo inicial de un vehículo convencional en base a normas más estrictas. En cuanto a la tecnología, ya la tenemos en un 99% para aplicarla en todos los vehículos convencionales, no así para los eléctricos donde falta un tiempo más para ejecutarla. Con todo, es preciso aclarar que nada tendrá éxito en esta transformación si no es un buen negocio para el cliente final.

¿De qué forma Chile puede ser un mercado más atractivo para incentivar a los fabricantes a que ingresen más modelos de vehículos eléctricos al país?

Una opción puede ser crear normativas que impulsen tener en el corto o mediano plazo un número determinado de vehículos eléctricos en las calles. Esto ya se está desarrollando con éxito en Brasil en el sector transporte público. Con todo, no hay sólo una cosa que se debe hacer, son varias. Por ejemplo, importar vehículos chinos que son más baratos y más competitivos en términos de costo. Por el momento, enfocarse en camionetas o furgones de reparto para entrega de última milla, es un buen negocio. Es necesario tener una visión de largo plazo en todo esto.

¿Cuál es la importancia de tener vehículos híbridos para tener éxito en la transición energética?

Siento que antes era relevante, pero ahora no lo es. El objetivo es seguir avanzando hacia los 100% eléctricos, ese debe ser el enfoque del sector transporte. Además, es evidente que, mientras el costo de los vehículos eléctricos vayan bajando, los híbridos irán en aumento. Esto se explica por las normativas que están siendo más exigentes para los convencionales, y que pegará a los híbridos al tener un motor a gasolina o diésel.

Kate Blumberg
Senior Fellow at International Council on Clean Transportation

 

 

 

Relacionada: Vehículos eléctricos aún no están preparados para reemplazar a los de combustible