José Antonio Narváez de TNH y el cambio a la logística disruptiva

La inversión en la industria de petróleo y gas de Colombia cayó un 49% en 2020.

La crisis sanitaria ha implicado una nueva situación mundial, una nueva forma de vida que nos lleva a una transición hacia ella y, el tema de logística, de cara a la paralización parcial o total de actividades y restricciones de movilidad afectaron gravemente el normal desenvolvimiento del sector.

Es por ello que resulta sumamente importante poder analizar el estado en que se encuentra la industria logística y las cadenas de suministros, eslabones que han sido impactados hasta hoy de manera nunca antes visto y que requiere asumir desafíos para muchos desconocidos.

José Antonio Narváez, Gerente Comercial de Transporte Nacional de Hidrocarburos (TNH), durante el webinar «Operaciones y logística en medio de la crisis sanitaria», organizado por Universidad Hemisferio de Ecuador, conversó respecto de aspectos técnicos y consejos para enfrentar el futuro inmediato.

¿Cómo ha logrado mantenerse activa la industria logística durante este período de alta turbulencia?

En cuanto a nuestro portafolio que se divide en comercio exterior y productores para distintos mercados, y desde que comenzó toda la pandemia y las restricciones de movilidad, se ha podido ver que las importaciones de los clientes ha disminuido en un porcentaje muy alto debido a que las navieras tuvieron que reprogramar sus buques a nivel mundial, generando congestión en puertos de la región y el mundo. Obviamente nos enfrentamos a retrasos en llegada y salida de mercancía.

¿Y las exportaciones?

En cuanto a las exportaciones, que han logrado sobrellevar esta crisis, igualmente se vieron afectadas, independientemente que ahora se ven signos de recuperación. Una situación similar es la que se presenta en la logística multimodal, el transporte aéreo está tratando de alcanzar los niveles prepandemia y, tal vez, lo único que se mantuvo siempre activo pero con dificultados es la logística marítimo-portuaria.

¿Cuán relevante es China y el continente asiático respecto a los factores que inciden en el comercio mundial?

Es clave. China representa casi el 20% de las importaciones del mundo entero, representa el 16% del Producto Interno Bruto del mundo. Al haber sido hasta ahora el epicentro de la pandemia, ha hecho que la cadena de abastecimiento y de insumos se haya visto afectada. Claramente, vemos que se ha visto una recuperación, pero con las nuevas variantes del Covid-19, esta recuperación va a tardar para llegar a una nueva normalidad.

¿El E-Commerce y la logística de última milla han sido los grandes beneficiados durante este período?

Con total certeza. Estos aspectos han crecido exponencialmente desde que comenzamos a vivir toda esta contingencia. En este contexto, la logística de última milla, es decir, el proceso que hace llegar el producto al cliente final, es lo que ha revolucionado la industria en estos años. Para muchos, fue vista como una verdadera oportunidad de negocios para reorientar compañía de logística hacía un nuevo esquema y una nueva línea de servicios.

¿La reinvención y nuevas estrategias son fundamentales para lo que viene?

Sin dudas, siempre se habló de ser disruptivos y este modelo de gestión de negocios ha estado presente. El punto central, es que debimos ser disruptivos a la fuerza y es lo que debemos hacer de ahora en adelante. Para lograrlo es preciso asumir, entre otras cosas, una nueva cultura de bioseguridad, un teletrabajo matizado con trabajo presencial, adoptar nuevos canales de venta, tener mayor comunicación con el cliente y mantener un seguimiento estrecho del comportamiento de la competencia. Con esto se bajan los costos y se logra una verdadera red logística para asumir los próximos desafíos.

Relacionada: ¿Por qué las grandes navieras ahora apuntan a la logística terrestre?