Jornada Negra: Colombia y Chile ven caer sus monedas a registros históricos

Las monedas de América Latina registraban importantes pérdidas este martes debido a una mayor aversión a los activos de riesgo, en una nueva jornada en que las divisas de Colombia y Chile volvían a tocar mínimos históricos, al tiempo que la mayoría de las bolsas de valores también mostraban caídas.

Según publica Reuters, los mercados operaban a la expectativa de cifras de inflación en Estados Unidos, que podrían impulsar a la Reserva Federal de ese país a un nuevo aumento importante en las tasas de interés. El peso colombiano lideraba las pérdidas y caía un 1,83% a un nuevo mínimo histórico de 4.663 unidades por dólar, mientras que el índice referencial de la bolsa, el MSCI COLCAP, subía un 0,77% a 1.355 puntos.

El peso chileno, en tanto, se depreciaba un 0,46%, a 1.001,80/1.002,30 por dólar, tras llegar a caer cerca de un 3% a primera hora, luego de que el Banco Central le restara dramatismo al desplome de la moneda. En tanto, el índice líder de la Bolsa de Santiago, el IPSA, restaba un 0,68% a 5.024,17 unidades.

En la víspera, el Banco Central dijo que el actual deterioro de la moneda local no ha afectado de forma importante al sistema financiero y afirmó que seguirá evaluando la situación y que actuaría de ser necesario.

«La evaluación indica que hasta ahora los mercados han sido capaces de absorber los shocks de manera adecuada y que la volatilidad en el mercado cambiario no se ha trasladado a otros segmentos del sistema financiero, los que han operado con niveles de liquidez adecuados», dijo el organismo en un comunicado.

«El comunicado del Banco Central puede ser considerado como una intervención verbal a la cual el mercado no tomó muy en cuenta pero, en todo caso, la escalada que ha tenido el dólar ha sido con poco flujo de negocios y está también gatillada por la sostenida baja que ha tenido el precio del cobre«, dijo un operador. El cobre, la principal exportación chilena, descendió más temprano hasta un 3%.

El peso mexicano cotizaba en 20,8600 por dólar, con una pérdida del 0,63% frente al precio de referencia de Reuters del lunes. Más temprano llegó a ceder un 0,95% a 20,9253 unidades, un nivel no visto desde mediados de marzo.

«El mercado sigue a la espera del dato de inflación en Estados Unidos que se publica mañana y que podría ubicarse por arriba de la lectura de mayo«, dijo la firma local Banco Base. «Lo anterior podría fortalecer la expectativa de que la Reserva Federal seguirá buscando adoptar una postura monetaria restrictiva de forma acelerada».

El real brasileño se depreciaba un 0,78%, a 5,4202 unidades por dólar, mientras que el índice Bovespa de la bolsa B3 de Sao Paulo retrocedía un 0,36%, a 97.862,95 puntos. La actividad del sector de servicios de Brasil reanudó su crecimiento en mayo y a un ritmo más rápido de lo esperado, beneficiándose de la normalización de los negocios tras el grave impacto de la pandemia del COVID-19.

En Argentina, el peso bajaba un 0,17%, a 127,58 por dólar en depreciación regulada por el banco central, al tiempo que el índice bursátil Merval perdía un 1,33%, a 102.993,21 unidades, en un marco expectante de negocios tras recientes anuncios económicos que buscan reducir el rojo fiscal del país.

Por último, la moneda peruana, el sol, perdía un 0,39%, a 3,970/3,976 unidades por dólar. En tanto, el referencial de la Bolsa de Lima cedía un 0,39%, a 481,97 puntos.

Relacionada: Banco Mundial asegura que no se evitará la recesión mundial