Inversión asiática en autopartes aportaría recursos anuales a México

En las últimas semanas, México ha recobrado el rol de ser un gran jugador en la industria automotriz mundial y la necesidad de suministro en la cadena automotriz en Norteamérica ha provocado un “interés rampante” por invertir para fortalecer la proveeduría que demanda el T-MEC, cuyos montos de capital rondarán entre los US$ 3.000 y 4.000 millones anuales, proyectó Francisco González, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Según especifica El Economista, desde la realización de compras hasta inversiones en nuevas empresas para el abasto de partes y componentes con tecnología, México se ha convertido en el “diamante”, al despertar el interés de grandes corporativos de Malasia, India, Turquía, Taiwán, Colombia, además de japoneses, alemanes y estadounidenses para hacer negocios, operar desde aquí y atender al mercado norteamericano.

“Estamos consiguiendo volver a traer a empresas que se fueron hacia allá, precisamente por esta cadena de suministro, se vio golpeada por el cierre de puertos, pero también por el aumento en los costos de los contenedores”, expuso el directivo. González, sostuvo además que “vemos un claro crecimiento de la industria de autopartes mexicana, estamos aumentando y estamos más allá de los niveles prepandemia y tenemos contratación de personal estable y es un sector que sigue exportando muy bien”.

Hasta el primer cuatrimestre del presente año, México captó US$ 524 millones por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector de autopartes y se estima superar los US$ 3.000 millones. «Desde la INA vemos dos puntos importantes que transformarán a la industria: el T-MEC y el nearshoring, que están siendo motor para las autopartes”, sostuvo Francisco González.

Además, afirmó que en la medida en que los vehículos eléctricos tengan mayor penetración en el mercado, los fabricantes de autopartes “nos estamos preparando para aprovechar las nuevas oportunidades”.

Por último, González afirmo que se viene un auge en el sector automotriz.  «Será en los próximos 24 meses. No es un boom de duplicar, pero sí de incrementar la inversión positiva, sólida y establece. Las oportunidades que se observan para incrementar la inversión extranjera directa y la proveeduría son amplias, tanto en Estados Unidos, como México y Canadá, pero en especial para nuestro país por el Valor de Contenido Regional que exige a los vehículos ligeros que sea del 75% a partir del primero de julio de 2023″, opinó finalmente el ejecutivo.

Relacionada: Resilience360 revela informe sobre complejidad en la cadena de suministros de autopartes