Industrias electrónica y automotriz son las más afectadas por coronavirus

La operatividad en China aún se ve muy ralentizada producto del coronavirus (Covid19) y donde las cadenas de suministro mundiales sufren por los componentes de su principal proveedor mundial.

Algunas de las industrias afectadas han sido la de telecomunicaciones (Infraestructura para el 5G o la fibra óptica), semiconductores y la de energía verde (LEDs o paneles solares).

Industrias electrónica y automotriz son las más afectadas por coronavirus / Foto: Zhong Min (EFE) vía El País

Sin embargo, las industrias más afectadas son dos: electrónica de consumo y automotriz según la firma de inteligencia de mercado TrendForce.

Analizaron los productos electrónicos de consumo por tipo como y pronostican su caída en los envíos para el primer trimestre (1Q) donde los principales fueron: un 10.4% para smartphones, 12.3% para notebooks, 16% para relojes inteligentes, 10.1% para consolas de videojuegos, entre otros.

«El brote ha tenido un impacto relativamente alto en la industria de los teléfonos inteligentes, porque su cadena de suministro requiere mucha mano de obra», dijo TrendForce.

Relacionadas: Navieras podrían declarar fuerza mayor y dejar contenedores reefer en otros puertos

«Las partes de la cadena de suministro ascendente, incluidos los componentes pasivos y los módulos de cámara, también muestran escasez, lo que potencialmente puede continuar afectando negativamente la producción de teléfonos inteligentes en el segundo trimestre, si el brote no está contenido a fines de febrero».

«Si el brote se intensifica, TrendForce considera que el mercado debe ser la consideración más importante en el análisis a largo plazo de la industria de los smartphones. Debido a la interconexión de la economía global, la progresión del brote de China daña no solo el PIB de China, sino también la economía global en general

Se proyecta que la producción de smartphones en 2020 alcance 1.381 mil millones de unidades, una disminución del 1.3% interanual y la producción más baja desde 2016.

El caso de los altavoces inteligentes es similar, con instalaciones de ensamblaje repartidas por Chongqing, Jiangzhe, Beijing, Shanghai y Guangdong: «Todos los cuales están actualmente bajo administración cerrada, con personal que entra y sale de las áreas estrictamente supervisado», explicó TrendForce.

Apple anunció que no cumplirá con las previsiones de ingresos de US$67.000 millones para este trimestre por el doble efecto negativo de la caída de ventas en China por el cierre de tiendas y por la paralización de las fábricas donde se ensamblan sus iPhone e IPad.

La culpa la tiene en gran parte Foxconn, el mayor fabricante mundial de componentes electrónicos y el mayor exportador de China, que mantiene inactivo a una buena parte de su ejército laboral de más de 500.000 trabajadores, en particular los que trabajan en su macrofactoría de Zhengzhou, señala El País. La firma taiwanesa no solo trabaja para Apple, sino para otras multinacionales como Sony, Microsoft o Amazon.

Otras tecnológicas chinas como Huawei o Xiaomi también están teniendo problemas de suministro y los mismo les sucede a las firmas de chips estadounidenses Qualcomm y Broadcom, que dependen de las fábricas chinas.

Relacionadas: Barcos evitan China y caos en las cadenas de suministro mundiales se intensifica

Industria Automotriz

Esta industria depende en gran medida de la carga aérea para las cadenas de suministro justo a tiempo, TrendForce señaló que las cuarentenas y los cierres prolongados de fábricas causaron escasez de materiales y componentes para los fabricantes extranjeros, lo que indica una disminución del 14% en el mercado mundial de automóviles en el primer trimestre y la mayor de los últimos años.

«Aunque los fabricantes de automóviles pueden compensar la escasez de material a través de las fábricas en el extranjero, se espera que el proceso de expansión de la capacidad y el envío de bienes cree lagunas en el proceso de fabricación en general», dijeron los analistas.

Por otro lado, la provincia de Hubei, centro del brote y una importante zona de manufactura automotriz, anunció que extenderá el cierre de negocios no esenciales hasta el 11 de marzo.

«Estamos presionando para obtener aprobaciones individuales con proveedores clave, lo que espero que obtengamos, pero estoy seguro de que tendrá consecuencias para algunos [fabricantes]», dijo el director ejecutivo de un fabricante de automóviles a Financial Times.

Muchos trabajadores están en cuarentena en sus hogares y no pueden regresar al trabajo, mientras que los que regresan deben usar dos máscaras al día si están en una línea de producción. «¿Cómo garantiza que tiene suficientes máscaras para todos los trabajadores?» dijo John Zeng, analista de LMC Automotive en Shanghai.

Relacionadas: «El coronavirus ha borrado por completo el crecimiento global del 2019» dicen analistas

Incluso si los fabricantes tienen todos los trabajadores que necesitan, la falta de piezas podría ser un problema importante, dijo Tu Le, fundador de la consultora Sino Auto Insights.

«Podría ser una parte súper inocua, una tuerca o un tornillo que cierra toda la línea», dijo Le. “Todos proceden de China. . . Nadie puede decir: no estoy afectado».

En 2019, China exportó autopartes con un valor total de más de US$60 mil millones, según datos de aduanas. Alrededor del 80% de la producción mundial de automóviles involucra partes chinas.

Las interrupciones de la cadena de suministro ya se están sintiendo fuera de China. Jaguar Land Rover ha tenido que volar partes de China en maletas para garantizar el suministro, mientras que Fiat Chrysler ha dicho que una de sus plantas europeas se verá obligada a detener la producción. Hyundai y Nissan ya han cerrado plantas en Corea del Sur.

La producción es solo la mitad de la ecuación. Los concesionarios también necesitan automóviles para sus salas de exhibición y los consumidores chinos deben comprarlos.

«Es probable que el mayor impacto en el sector provenga de menores ventas durante el brote», con General Motors más expuesto porque alrededor del 40% de sus ventas dependen de China, dijo Fitch.

Las ventas de GM para enero cayeron un 40% en comparación con el mismo período del año pasado.

Según cálculos de LMC Automotive, las regiones más afectadas del país, con más de 500 casos del virus, representan 61% de todas las ventas de vehículos de pasajeros y 54% de la producción. Volkswagen tiene la mayor participación de mercado en estas regiones.

Alrededor del 20% de todos los concesionarios tienen sus salas de exposición abiertas, pero las ventas son del 5% de sus niveles habituales, según una encuesta realizada por la Asociación de Concesionarios de Automoción de China.

Esos mismos distribuidores esperan que las ventas bajen hasta en un 80% en febrero.

 

Minuto Comex

Concepto Logístico